Nacional

Suspenden audiencia sobre crimen a técnico “Yo sí puedo”

* Marchas separadas en Siuna, una pedía castigo ejemplar para “Charral” y “Marihuana”, y otra, la libertad de éstos por considerarlos inocentes

Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN
Unos días más tendrán que esperar en las celdas preventivas de Siuna, Óscar Danilo Báez Picado, alias “Charral”, y Juan Francisco Fuentes Rugama,”Marihuana”, en vista de que la audiencia inicial programada para ayer por el crimen contra Enrique Hernández Rivera se suspendió.
El juez suplente del distrito penal de audiencia, Pedro Suárez Martínez, se declaró inhibido por razonar que tenía una estrecha amistad con los acusados de haber dado muerte al técnico del programa “Yo sí puedo” en la zona.
El Ministerio Público, que promueve la acción penal, presentó ayer en la mañana a los acusados con sus pruebas para proceder al intercambio de las mismas con la defensa, ante el juez Suárez. El judicial, al dejar la causa, se basó en la obediencia a la Constitución y en el Principio de Legalidad establecido en el Código Procesal Penal.
Será hasta que llegue el titular del juzgado de distrito penal de audiencia, Fulgencio Velásquez Guzmán, que se realizará la audiencia inicial.
Ayer ni siquiera se pudo resolver sobre la interrupción del cómputo para salvaguardar el plazo establecido para ese tipo de delitos, solicitado por el fiscal Reymundo Arróliga, a cargo del caso, pues al autoinhibirse el judicial, no tiene facultad para pronunciarse.
Báez y Fuentes tienen unos 15 días de estar detenidos.
La Fiscalía les imputa el delito de asesinato en perjuicio de Enrique Hernández Rivera, de 32 años, hecho ocurrido el 29 de enero, cuando el infortunado se dirigía de Siuna a Rosita, a pagar un poco más de 7 mil córdobas a tres técnicos del programa aludido. El dinero no fue encontrado.
Sobre este caso, ayer se promovieron dos marchas separadas, que se encontraron en los juzgados, donde se originaron fuertes roces, pero que no pasaron a más.
Los participantes en una de ellas --apoyada por maestros y familiares del hoy occiso-- pedían justicia ejemplar contra los acusados, y los participantes en la otra --integrada por familiares y amistades de los detenidos--, a gritos solicitaba la libertad de éstos por considerarlos inocentes de los cargos que se les imputan.