Nacional

Transportistas reclaman por cobros en báscula

* Alegan que se trata de cobros excesivos y sobornos, pero operador de la báscula explica que son las multas que por ley se cobra a quienes exceden el peso en carreteras

María Mercedes Urroz

Un grupo de transportistas protagonizó ayer una protesta frente a las instalaciones de la báscula ubicada en Chilamatillo, en el kilómetro 31 y medio de la Carretera Panamericana Norte, por una serie de multas y sobornos que tienen que pagar cada vez que pasan por el lugar. Don Guillermo Sauceda es uno de los afectados, ya que tiene una multa de 248 mil 625 córdobas por evasión de báscula.
“Lo que queda es vencer o morir, porque no podemos seguir así, no vamos a morir de hambre, sólo estamos ganado para pagar coimas y por eso estamos protestando. Que el Ministerio de Trasporte haga algo para resolver este problema”, aseguró Sauceda. Carlos Villatoro, otro de los reclamantes, manifestó que sus camiones ya casi están por dar su vida útil, y acepta que a veces excede el peso reglamentario de la carga para obtener algo más de ganancia.
“Por un viaje de Managua a San Francisco Libre cobramos un mil 700 córdobas, en diesel gastamos 800 córdobas, a los ayudantes (se les paga) 300 córdobas, al chofer 200 córdobas; lo que nos queda es poco, y el compañero debe pagar una multa de 248 mil y pico de córdobas, ni que venda el camión que tiene la puede pagar”, aseguró don Carlos.
En su protesta, los transportistas propusieron al MTI cobrar un peaje y así evitar que los funcionarios a cargo de la báscula los sobornen.
“Lo que cuidan es la carretera para que no se deteriore, pero también deberían pesar los buses que pasan sobrecargados hacia el Norte, El Rama y otros lugares”, aseguró don Carlos.
Por su parte, el responsable de báscula ubicada en Chilamatillo, Yáder Maltez, manifestó que desde el 4 de enero del año en curso, la Dirección de Investigaciones Económicas y el MTI realizan operativos para regular las cargas y evitar que los transportistas utilicen puntos ciegos para evadir la báscula.
La Ley General de Transporte Terrestre 524 indica que cuando pasen por la báscula deben llevar el certificado de peso y dimensiones. Cuando no lo tienen se les aplica una multa de 200 córdobas. Si reinciden en esa misma infracción, se les cobra otros 200 córdobas.
Cuando es por exceso de carga, la multa es de 300 córdobas, y si lo hacen nuevamente son otros 300 córdobas, lo que suma un total de 600. Tomando en cuenta el peso y las dimensiones, el monto a veces llega a ser de un mil 500 córdobas, “pero no es coima o algo parecido”, dijo Maltez.
Agregó que la multa tiene una duración de un mes para ser cancelada. El sobrepeso es transbordado a otro vehículo que debe llevar el dueño de la carga. Según el funcionario, desde hace mucho tiempo los que transportan arena, leña o piedras, no pasan por la báscula, sino que buscan un camino alterno por El Timal, para evadir el peso, que fue lo que ocurrió con Guillermo Sauceda.
Afortunadamente la protesta no llegó a más, ya que los transportistas amenazaban con quemar la báscula… sin embargo, prometieron continuar hoy.