Nacional

Rehabilitan “Casa del Obrero” en León

* Proyecto de Conservación de la Junta de Andalucía invertirá 500,000 euros en restauración de histórico edificio * Otro proyecto que se ejecutará es la recuperación y revitalización de la Plaza Indígena de Sutiaba, cuya inversión será de 115,000 euros

José Luis González

LEÓN

La restauración y el acondicionamiento de la antigua Casa del Obrero, en la cabecera departamental de León, no sólo forma parte del rescate cultural que impulsan autoridades locales con fondos de la cooperación externa, sino que dignifica a un inmueble que fue el escenario del asesinato de Anastasio Somoza García, padre de la tiranía que gobernó el país por más de 45 años.
El inmueble fue construido a mediados del siglo XX, está ubicado en el Centro Histórico, a escasos metros del Santuario La Merced, su estructura al estilo ecléctico se encuentra seriamente deteriorada. Originalmente contenía elementos renacentistas en la composición y elementos de la fachada, y en planta correspondía a disposición tradicional de la vivienda colonial.

Todo un símbolo
El edificio se convirtió en un símbolo histórico el 21 de septiembre de 1956, cuando el poeta y periodista leonés, Rigoberto López Pérez, disparó al general Anastasio Somoza García, en ese entonces Presidente de Nicaragua, durante la fiesta en que, tras la Convención Liberal, lo proclamarían nuevamente como su candidato a un nuevo período de gobierno. El poeta fue sacrificado inmediatamente por la Guardia Nacional.
Desde hace más de diez años, el inmueble impresionó a cooperantes de la Junta de Andalucía, órgano de gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía-España, quienes recientemente visitaron la localidad y aprovecharon para firmar un convenio de colaboración con la Alcaldía y la UNAN-León, el cual permitirá la restauración del edificio, y la ejecución de otros proyectos.
La arquitecta Ana Patricia Toruño Sampson, coordinadora del Proyecto de Conservación de la Junta de Andalucía y la Alcaldía de León, manifestó que la inversión del organismo donante asciende a 500,000 euros, de los cuales se invertirán 300,000 en la ejecución del proyecto de restauración y rehabilitación de la Casa del Obrero, cuya parcela tiene una superficie de 2,119.30 metros cuadrados, y el área construida comprende 1,117 metros cuadrados (52.70%). El restante 47.30% se distribuye en dos patios.

Recuperación de Plaza de Sutiaba
Otro proyecto que se ejecutará es la recuperación y revitalización de la Plaza Indígena de Sutiaba, para lo cual se invertirán 115,000 euros. Según la funcionaria, en los próximos dos años, estos dos proyectos estarán concluidos, pero inmediatamente procederán a la ejecución del proyecto Elaboración y Diseño de Catálogos de Bienes Inmuebles Patrimoniales, que tendrá un costo de 7,000 euros.
“El edificio tendrá un uso mixto, se conceptúa como un Centro Cultural, en donde estará un museo en homenaje a Rigoberto López Pérez, pero también va a alojar el Centro de Estudio Histórico de la UNAN-León, además de otras dependencias para los estudiantes, como sala de autoestudio, sala de video-conferencias, biblioteca, y áreas administrativas”, afirmó el alcalde leonés Manuel Calderón.
Durante la firma del convenio, el edil Calderón agradeció a Lucrecio Fernández Delgado, a Francisco García Delgado y a Enrique Abascal García, representantes de la Junta de Andalucía-España, y enfatizó que los proyectos que se ejecutarán son de gran importancia para el rescate cultural de la nación, y por ser propiedades públicas, tendrán un uso popular al alcance de todos, dijo.
En relación con el proyecto de intervención en la plaza indígena de Sutiaba, la municipalidad realiza coordinaciones con el Consejo de Ancianos y con la Comunidad Indígena, para iniciar la obra.
“Vamos a rehabilitar la plaza indígena porque es un sitio arqueológico, va a seguir siendo de tierra tal como en la época precolombina, únicamente vamos a definir los andenes, orillas, el contorno de los árboles y la construcción de un pequeño edificio en el costado norte, que tendrá consonancia con la Casa Cural de la iglesia San Juan de Dios, en Sutiaba”, refirió la arquitecta.

Uso habitacional e institucional
A lo largo de la historia, la Casa del Obrero ha tenido innumerables usos, que han variado de habitacional a institucional. Perteneció a la familia Oyanguren Cardenal a principios del siglo XX (1920), dicha familia, de pensamiento e ideales conservadores, tuvo que abandonar la ciudad por la guerra civil de 1927, acaecida por problemas entre los liberales y los conservadores, trasladándose hacia la ciudad de Granada.
El edificio fue asumido por el Estado a través de la Junta de Beneficencia, y fue utilizada como oficina de la Corte de Justicia en 1930. Durante esta época aconteció el famoso proceso judicial del asesino en serie Oliverio Castañeda, caso que trascendió las fronteras nicaragüenses y que fue motivo de inspiración para la novela “Castigo Divino”, del escritor nicaragüense Sergio Ramírez.
Hasta 1964 este inmueble era propiedad del Estado, a partir de este año, y por medio de una permuta, pasa a ser propiedad del Partido Liberal Nacionalista de Nicaragua, PLN, pero en 1979 la propiedad retorna a manos del Estado por medio de un decreto que confiscó los bienes, derechos y acciones de la familia Somoza y de sus allegados.
Años después se convirtió en el Club del Artesano, y de 1980 a 2009 fue sede de la Central Sandinista de Trabajadores-CST. Durante este último período, el inmueble no contó con el mantenimiento adecuado y constante, lo que provocó el deterioro de sus instalaciones, así como el de los elementos arquitectónicos que lo caracterizan.
En 1996, el Estado asignó la administración del inmueble a la UNAN-León por un período de 20 años. A la fecha, el edificio se encuentra bajo el resguardo de la municipalidad, es Patrimonio Histórico Nacional por el Acuerdo Administrativo del 17 de julio de 1983, y según el artículo 61 de la Normativa Urbanística de Revitalización del Centro Histórico de León, y del Instituto Nicaragüense de Cultura.