Nacional

Brigadas del Ejército permanecen en Haití

* Componentes médicos siguen brindando servicios a población afectada por el terremoto * Más retiros de militares: 21 altos mandos pasan a vida civil

José Adán Silva

El Ejército de Nicaragua sostendrá por tiempo indefinido la presencia de sus brigadas médicas en Haití, luego del terremoto que el pasado 12 de enero azotó la capital de esta nación caribeña.
Esta semana las Fuerzas Armadas de Nicaragua enviaron un contingente de refuerzo a las brigadas que laboran en Puerto Príncipe, capital del país afectado por el sismo.
Ocho galenos, cuatro mujeres y cuatro hombres, del Cuerpo Médico del Ejército, partieron el pasado miércoles a reforzar al componente de 36 personas que se encuentran allá desde el mes pasado.
El contingente fue comandado por el médico y teniente coronel médico Pedro Tijerino, acompañado por especialistas en ortopedia, pediatría, anestesiología y medicina general.

Cumplieron misión
En el avión de la Fuerza Aérea, además de personal médico, se cargaron más de tres mil libras de medicamentos y avituallamiento sanitario para el cumplimiento de la misión humanitaria.
Y mientras una misión partió, otra regresó. Ayer vino al país el segundo contingente de médicos y personal sanitario del Ejército, que había llegado a Haití el pasado 18 de enero.
Ellos estuvieron asignados a atenciones de emergencia, operaciones quirúrgicas y deberes de prevención y tratamiento de enfermedades comunes.
El grupo se sumó a la delegación de 36 médicos y enfermeros que todavía persisten en la misión humanitaria, la cual, según la oficina de prensa del Ejército, no tiene fecha de retorno establecida.

21 militares a retiro
En otro orden, ayer se realizó una ceremonia de despedida y reconocimiento a altos oficiales del cuerpo castrense que pasaron a retiro con los cambios de jefatura, que estarán listos el próximo 21 de febrero con el retiro a la vida civil del actual jefe del Ejército, general Omar Halleslevens.
En este acto se condecoró con medallas de honor a 21 oficiales: dos coroneles, tres tenientes coroneles, nueve mayores, tres capitanes, dos tenientes primeros, un teniente y un funcionario administrativo.
Los retirados son el coronel Noel Portocarrero, el coronel Guillermo González, el teniente coronel Nelson Moncada, Jorge Alberto Paz y Alberto Azarías Esquivel. También pasaron a vida civil los mayores Óscar Adrián Morales, Óscar Blandino Meneses, José Francisco Udiel, Ernesto Rodríguez Lanzas, Armando Laguna, Ricardo Artola, José Ismael Pérez, Oswaldo Torres Espinoza y José Luis Dávila.
Los otros oficiales que dejan las filas militares son los capitanes Salvador Simón Quintero, Juan Carlos Navarro, José Elías Antón; los tenientes primeros Orlando Rivas, Lenín Antonio Palacios, el teniente Ricardo Salazar y el funcionario Francisco José Rivas.