Nacional

Juez libera a narcos y la celebra en Estadio


Fermín López

PUERTO CABEZAS
Marcos Funes, el juez suplente de juicio que dejó en libertad a los dos acusados de origen hondureño, a pesar del mar de pruebas presentadas por el Ministerio Público, con el apoyo de la Policía Nacional, no se aguantó las ganas de celebrar su decisión, y el mejor lugar para hacerlo resultó ser el estadio de béisbol, donde la tarde de ayer se enfrentaron los equipos de primera división de la Costa Caribe y el Matagalpa.
Después de buscarlo por los juzgados y por su casa, por fin logramos localizarlo a través de su teléfono celular, y prometió salir del estadio donde se encontraba para atendernos, sin embargo, minutos más tarde, cuando le volvimos a llamar, se negó a salir, argumentando que no estaba obligado a dar declaraciones, además, que supuestamente se encontraba degustando unas “heladas”.
Por su parte, el fiscal regional Juan Barrios, en una entrevista a este medio, se lamentó diciendo: “¿De qué sirven las leyes con este tipo de juez, que violentó el debido proceso del juicio?”
Barrios indicó que las pruebas del delito de lavado de dinero agravado fueron presentadas y debidamente soportadas, sin embargo, desde el inicio, el juez suplente Funes desconsideró el agravante: los residuos de sustancias prohibidas encontrados en uno de los paquetes donde venía empacado el dinero que se les ocupó a los hondureños Marvin Antonio Lozano Romero y Orlando Thomas Fritz.
Por si fuera poco, el juez suplente se tomó la atribución de suspender la pena de cinco años de prisión por el delito de lavado de dinero, y de remate les cedió un plazo de 30 días para que los hondureños pagasen una multa, que establece la ley, como si tal se tratara de una pulpería que da fiado, dijo el fiscal regional.
El funcionario del Ministerio Público explicó que en delitos graves, el juez no puede suspender la pena, sino que tiene que ser el juez de ejecución de sentencia quien disponga de dicha facultad. En todo caso, eran tres años, seis meses y cinco días el tiempo que los dos hondureños debían pagar en la cárcel para saldar la multa.
“Vamos a apelar la decisión, y para eso tenemos hasta el martes de la semana entrante”, dijo Barrios muy molesto.
Mientras tanto, el jefe de la Policía en Bilwi, comisionado Julio Rugama, también reaccionó, y dijo que al inicio ellos se habían opuesto a la liberación, sin embargo, después de la celebración de la audiencia especial, el pasado jueves, no tuvieron más que acatar la orden judicial. A pesar de eso, señaló que no se sentían desanimados, y prometió continuar golpeando al narcotráfico y al crimen organizado.

Van por cabezas de dos jueces
Una fuente ligada al Poder Judicial dijo que la noticia de la liberación de estos dos hondureños cayó como agua caliente sobre la cabeza de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, los que ya tomaron las decisión para proceder a la destitución inmediata del juez suplente Marcos Funes. La decisión afectaría a otra juez que no hace mucho fue nombrada en uno de los juzgados en esta ciudad, y quien mantenía hospedadas en su casa a las esposas de los dos hondureños que volaron el mismo día de su liberación.