Nacional

Actualizan estrategia para enfrentar desastres

* Cooperantes europeos priorizan Nicaragua

¿Cuáles son las regiones más vulnerables en Nicaragua y cómo se puede ayudar lo más rápido posible en caso de un desastre natural?
La anterior interrogante fue el eje central para el desarrollo del “Taller de Consulta y Divulgación Nacional Dipecho en Nicaragua”, que organizó la Comisión Europea en coordinación con el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred. Durante el ejercicio, los participantes han elaborado el próximo plan de ante desastres.

Zonas a ser atendidas
Las zonas proyectadas que deberían recibir apoyo son la RAAN, Nueva Segovia, Estelí, Matagalpa, la isla de Ometepe y otros. Es importante reforzar las capacidades locales para que la gente de las comunidades en un momento de desastre pueda responder ante una emergencia y salvar sus vidas.
“Como lo vimos en Haití, cuando sucede un desastre, las más importantes son las primeras 72 horas. Es por eso que la gente debe saber cómo reaccionar”, dijo Jürgen Schmitz, socio del programa Dipecho de Alemania (Welthungerhilfe). Durante el taller de tres días, más de 110 especialistas tomaron parte para apoyar y definir las prioridades.
Nicaragua, prioridad
en Centro América
Según Schmitz, la prioridad se analizó así: por ejemplo equipos de la Secretaría Ejecutiva iban a diferentes distritos del país para analizar la situación. En el lugar hablaron con los alcaldes, líderes de los pueblos, con bomberos y representantes del Cruz Roja para analizar: aquí todavía hay que trabajar, si no, podría salir mal en caso de un huracán o de un terremoto, explicó.
El programa ya tiene más de diez años de existencia en Centro América, y Nicaragua siempre ha sido un país prioritario por sus amenazas de huracanas, erupciones, terremotos y tsunamis, explicó Virgine Andre, la coordinadora del programa en la región.

Séptima edición del programa
Hasta ahora se ejecutaron seis proyectos en Nicaragua en coordinación con el Sinapred y todas las instituciones que lo conforman.
Siempre tienen una duración de quince meses. Y cada dos años adaptan las necesidades. La séptima edición del programa se realizará en septiembre de este año. Según Andre, la ayuda económica de la Comisión Europea será de unos dos millones de euros (casi 2.8 millones de dólares).
“Todavía hay proyectos que siguen”, dijo, José Luís Pérez, del Sinapred. “Por ejemplo en la isla de Ometepe, donde hace una semana se celebró un simulacro muy importante: la evacuación de la isla debido a una erupción volcánica.”