Nacional

Marena con todos los fierros atacará a “toma bosques”


Tatiana Rothschuh

La titular del Marena, Juanita Argeñal, aseguró que a cualquier costo protegerán las reservas Indio Maíz y Bosawás, e hizo un llamado a la población a no dejarse engañar por falsos líderes que les manipulan para tomarse tierras en áreas núcleo de la reserva con el fin de comercializarlas.

Dijo que algunos grupos que han penetrado serán disuadidos para salir, de lo contrario les caerá el peso de la ley.
“Eso está prohibido. Hoy más que nunca estamos trabajando con el Ejército y con las alcaldías para desarrollar con el Marena patrullajes de vigilancia y control de forma permanente”, aseguró la funcionaria.
Reveló que en el caso de la Reserva Biológica Indio Maíz, en diciembre del pasado año se realizó un patrullaje desde Las Maravillas, Samaria y La Pimienta. “Si se encuentran personas que antes no estaban, vamos a convidarlas a salir porque no pueden vivir allí, las zonas núcleos y el corazón de la reserva las vamos a proteger”, afirmó.

Reservas no son habitables
La titular del Marena explicó que ante todo trabajan junto al Ejército para “desincentivar esos impulsos, y sobre todo para crear una conciencia ambiental entre la población, porque las reservas no son habitables”.
La funcionaria gubernamental reconoció la coordinación estrecha que sostienen con la Policía y la Procuraduría General de la República para capturar y procesar a los promotores de las tomas de tierra, cuya acción ha tenido resultados satisfactorios.

Condenan a depredadores
En días recientes, el juez único local, Félix Sequeira, declaró culpables a José Humberto Rivera Tórrez y a Anselmo Amador, por los delitos de usurpación al dominio público, estelionato y tala de vertientes en bosque. Ellos fueron capturados en Samaria, donde además de instigar a la toma, Rivera Tórrez, como directivo, avalaba la venta, y, obviamente, se quedaba con “su tajada”.
La ministra destacó la importancia de las áreas protegidas --dentro del Corredor Biológico de Mesoamérica-- para los felinos que lo utilizan en su desplazamiento y convivencia, “ese es su hábitat y sólo pueden hacerlo en el bosque tropical Indio Maíz”, indicó.
Gabriel Aguirre Marín, delegado del Marena en el departamento de Río San Juan, reveló que los resultados de un diagnóstico orientado por la titular del Marena en algunos puntos de la reserva Indio Maíz, reveló la penetración de grupos de tomatierras en Nueva Jerusalén y La Danta, donde se ubican unas 21 familias en cada sitio. “Son áreas protegidas de la reserva, y vamos a persuadirlos para que salgan, o, de lo contrario, los vamos a desalojar”, advirtió.