Nacional

Mi despedida a Margarita Buitrago


Escribo con profunda pena esta despedida a mi distinguida y dilecta amiga, Margarita Buitrago, devota de los estudios literarios y aficionada al pentagrama que demostraba en sentidas ejecuciones de piezas musicales en su piano, que cuidaba con mucho celo como un miembro más de su familia.
Margarita, muy cristiana, fraterna amiga, con quien cultivé larga amistad y extendida con el alero en que anidó el respeto, la sinceridad y el aprecio extensivo con su hija, Perla Margarita.
Existen profundas raíces de singular genealogía de la familia Buitrago con origen en España y luego con transplante muy fértil a las costas de nuestra querida América, en especial Guatemala, El Salvador y Nicaragua.
En Nicaragua esta familia se asienta la mayoría en León y otros grupos pequeños en las Segovias, Granada, Carazo, Managua y Masaya.
Margarita, en sus ancestros, tuvo directo linaje con don Pablo Buitrago, que fue jefe del Estado de Nicaragua.
Adiós Margarita, mi recuerdo será permanente y que Dios te brinde el lugar que mereces, y que logres cercanía donde te ubiques con tus sobrinos, el religioso Noel Agusto y el prestigiado intelectual Edgardo, y tu ángel: Divino Dios ¡Así sea!