Nacional

“Sentencia me da asco”

* Un desfile de testigos pasaron corroborando que la construcción de Jerez se hizo con fondos del Mitch, pero jueza sólo vio cuerpo del delito no la delincuencia * Además del fraude y de la malversación, se perdieron 320 mil córdobas que gastó la Contraloría para hallar las presunciones penales * A Duquestrada lo favorece de oficio una casación fallada a otros, y ya se dice que están habilitando testigos para los juicios contra Alemán

En otra acción inverosímil del Poder Judicial, la juez Primero Distrito de lo Penal de Managua, Irma Laguna, le puso una lápida a dos juicios de corrupción contra Byron Jerez Solís y Esteban Duquestrada, ambos funcionarios en el gobierno de Arnoldo Alemán.

El sobreseimiento definitivo que dictó a favor de Jerez en el juicio conocido como “La Terraza”, es el que más ha conmocionado a la opinión pública, ya que se trata de algo relacionado con la tragedia del Mitch sobre Nicaragua.
La construcción hecha en la casa de verano de Jerez, ubicada en Pochomil Viejo, según una resolución de la Contraloría General de la República, CGR, fue hecha con dinero que originalmente estaba destinado al Proyecto de Emergencia del Huracán Mitch. Guillermo Argüello Poessy dijo ayer que la decisión de la judicial le provoca “asco”.
De acuerdo con la CGR, el Estado sufrió pérdidas hasta por 4 millones 777 mil córdobas, y por ello encontró presunción de responsabilidad penal contra Jerez; el ex ministro de Transporte e Infraestructura, Jaime Bonilla, y otros siete funcionarios de esa institución (MTI).
Según la judicial, la resolución que en su momento emitió la Contraloría contra Jerez y contra varios ex funcionarios de la Administración Alemán, comprueban el cuerpo del delito, pero no la delincuencia del procesado.

Los argumentos
de lo inverosímil
“En la presente causa no rola ningún testimonio dando fe de que el hoy procesado Byron Jerez se haya beneficiado con los fondos del Estado, destinados para el Proyecto de Emergencia del huracán Mitch”, dice en su parte medular el controversial fallo.
Entre los testigos que comparecieron en la CGR se encuentran el ingeniero José León Prado, ex ingeniero Superintendente de la empresa Modultecsa, y Ebner Baldelomar, ex inspector de campo del MTI, quienes luego de observar los avalúos reportados por esa firma constructora al Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), confirmaron que dichos documentos comprobaban que las obras de construcción realizadas en la terraza de Byron Jerez en Pochomil Viejo fueron pagadas con fondos del huracán Mitch.
Modultecsa, según la auditoría, reportó la construcción de obras viales en los tramos de carretera Masachapa-San Juan del Sur, conocido como carretera litoral Pacífico Sur, por las cuales el Estado de Nicaragua le pagó los 4.7 millones de córdobas, pero en realidad los trabajos que la firma había hecho, según dijo Prado, fueron en la terraza de Jerez.
Alfredo Carbonell, socio de Modultecsa, siempre negó que se hubiesen hecho obras en la casa de Jerez, pero los auditores concluyeron que no era cierto.
Con anterioridad, los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, admitieron un recurso de amparo promovido por nueve ex funcionarios del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, contra la Resolución de la CGR, donde también fueron responsabilidades civiles y presunciones de responsabilidad penal.
Los nueve ex funcionarios sancionados en aquel entonces por la Contraloría, encabezados por el ex ministro Jaime Bonilla, eran los encargados de administrar los fondos con los que fue pagada la construcción de la terraza, según la resolución del ente fiscalizador.

“Me da asco”, reacciona Argüello Poessy
El presidente de la Contraloría General de la República, CGR, Guillermo Argüello Poessy, reaccionó indignado con la resolución de la judicial, la que dijo respetar sin compartirla en lo mínimo, pues la misma le provoca “asco”.
“Yo no estoy aquí para enseñar derecho, porque en el caso de los servidores públicos acusados de fraude y peculado, el cuerpo del delito y la delincuencia se prueban en el mismo acto”, dijo el colegiado. El caso de “La Terraza”, fue visto por la CGR, luego de que el semanario “Confidencial”, del periodista Carlos Fernando Chamorro, publicara varias investigaciones que daban fe de perjuicio contra el Estado.
El contralor añadió que se hizo un trabajo completo con más de 40 auditores que trabajaron durante ocho meses, y que todo ello le significó a la Contraloría un gasto de 320 mil córdobas, que se suman al perjuicio que Jerez y compañía provocaron al erario.
“La jueza dice que no hay ninguna duda de que el ex director de Ingresos utilizó en beneficio propio los fondos públicos, y me viene a decir después que no hay prueba de la delincuencia, como si fuese diferente, y lo único que puedo decir es que esa sentencia me da asco”, indicó el contralor presidente.
EL NUEVO DIARIO intentó hablar ayer con Jerez, pero siempre que nos contestó se encontraba en una reunión y no nos podía atender.

Caso Canal 6
La jueza Irma Laguna también dio por cerrado el caso del desaparecido Canal 6 de televisión, que era propiedad del Estado, por el cual también fue procesado el ex presidente Arnoldo Alemán.
Al dar por cerrado este juicio, Laguna dice que existe una sentencia de la Sala Penal de la CSJ, que rechazó el recurso de casación que la Procuraduría promovió contra una sentencia del Tribunal de Apelaciones de Managua, que anuló el fallo de primera instancia donde le fue impuesto el auto de prisión.
En esa sentencia, la Sala Penal no absolvió a Estaban Duquestrada, pero como la sentencia del máximo tribunal señala que se anula todo lo que se desprenda de los hechos investigados de la causa principal, ella --Irma Laguna-- decidió absolver al ex ministro de Hacienda.
En un auto dictado con fecha del 1 de febrero, la judicial ordenó el archivo de la acusación que la Procuraduría y la Fiscalía promovieron en 2002 contra 11 ex funcionarios de la Administración Alemán y el ex embajador de México en Nicaragua, Alejandro López Toledo.
En ese entonces, la jueza Gertrudis Arias salió del anonimato dictando auto de segura y formal prisión contra Byron Jerez, Esteban Duquestrada, Salvador Quintanilla, ex director de ENITEL, David Robleto Lang y otros ex funcionarios.
Además, Arias fue quien ordenó la apertura del juicio contra el ex gobernante y solicitó su desafuero a la Asamblea Nacional, el que fue consumado el 12 de diciembre de 2002.

¿Habilitando testigos?
Fuentes políticas y judiciales especularon sobre la posibilidad de que el Poder Judicial esté favoreciendo a Jerez y a Duquestrada, con el fin de que ambos declaren como testigos en contra del ex presidente Alemán en las causas que se le han reabierto y en el juicio en Panamá.