Nacional

Vaticina asfixia económica

* Julio Francisco Báez desmenuza naturaleza del Impuesto de Pago Mínimo y sus efectos en cascada * Reforma es inequitativa, recesiva e inflacionaria, agrega Báez * Llama a lluvia de recursos e inconstitucionalidad contra la peor reforma fiscal en muchas décadas

Cristhian Marenco

La asfixia financiera que la Reforma a la Ley de Equidad Fiscal generará en los diferentes sectores económicos, representa la prolongación de la recesión económica el próximo año, ya que las empresas, muy lejos de iniciar una recuperación se verán ahogadas por medidas inconstitucionales y confiscatorias, aseguró el experto fiscal, Julio Francisco Báez.
Según Báez, la disposición de instaurar un Impuesto del Pago Mínimo, IPM, del uno por ciento sobre las rentas brutas de toda empresa, violenta el Código Tributario y los derechos de los contribuyentes. Además de representar un cuádruple gravamen para el empresariado nicaragüense.

Cuádruple tributación
“Es el primer caso es la historia fiscal de Nicaragua de un nuevo tributo, aunque digan que es pago del IR mínimo, que provoca una cuádruple tributación, y eso es inconstitucional”, indicó.
En la Ley de Equidad Fiscal se establece que la renta neta es el objeto de afectación del IR, por lo que actualmente se cobra sobre los activos de la empresa, mientras que la propuesta de Reforma introduce un cargo a la renta bruta.
“Es una contradicción en los términos, porque se está gravando vía renta bruta, la renta neta, lo cual causa una doble tributación”.

Impuestos en cascada
También destacó que ya existe un impuesto a la renta bruta que es el Impuesto Municipal sobre Ingresos, por lo que Nicaragua enfrentará dos impuestos en cascada a la renta bruta.
Además, se cumple cuádruple tributación, al aplicar el IPM sobre las ventas, porque ya existe un impuesto por dicha actividad mercantil, que es el Impuesto al Valor Agregado, IVA.
El experto también manifestó que la violación al Código Tributario es clara, porque según el artículo cinco de dicho instrumento legal, “…cuando se trate de tributos que se determinen o liquiden por períodos anuales o mayores, las normas relativas a la existencia o cuantía del tributo regirán desde el primer día del año calendario siguiente al de su promulgación, o desde el primer día del mes siguiente cuando se trate de períodos menores”.
Esto significa que no se puede introducir variantes en el impuesto a lo largo del año, y si se inició un año fiscal con un IR mínimo sobre activos, no se puede cambiar a mitad del período a un IR mínimo sobre la renta bruta, tal como lo establece el artículo cinco de Liquidación del Pago Mínimo Definitivo del IR, del capítulo II de Disposiciones Transitorias y Finales, contemplado en la Propuesta de Reforma.
“No es un juego. No se puede cobrar el primer semestre con base en activos, y el segundo con base en la renta bruta, así que si se aprueba esta medida, el impuesto no es aplicable hasta el uno del julio de 2010, no el primero de enero de 2010, porque estaría partiendo el año fiscal ordinario”, afirmó.

Que lluevan recursos de inconstitucionalidad
Báez señaló que esta Propuesta de Reforma tiene muchas incongruencias jurídicas, por lo que llamó a los diferentes sectores económicos a implementar los mecanismos necesarios en contra de la misma.
“Lo más importante es oponerse a la ley y que lluevan recursos por inconstitucionalidad, porque un gravamen de cuádruple tributación, y además cambiar a medio camino el IR, no se debe permitir. Los empresarios deben entrar en rebeldía tributaria, plantarse y hacerse respetar, porque esto es un atropello a toda la sociedad”.
De igual forma, aconsejó a los contribuyentes a prestar mayor atención al reglamento que traerá la Reforma a la Ley de Equidad Fiscal, porque en él se presenta la mayor parte del régimen de retenciones.
Expresó que el gobierno ha fallado a los pobres, traicionando sus palabras que aseguraban un cambio del sistema neoliberal.
Báez sostuvo que un reducido sector de empresarios del país negoció esta Reforma, pero los alcances de la misma no fueron debidamente calculados.
“Esto trae consigo cierre de empresas, recesión, y se promueve el ciclo de la crisis económica, porque dentro de unos meses el gobierno estará pensando en dónde sacar recursos al ver que su objetivo recaudatorio está lejos de cumplirse”.

La peor reforma en varias décadas
El experto fiscal concluyó resaltando que en 2010 no habrá Concertación Tributaria, porque es un año preelectoral, así que el actual gobierno será recodado por promover la peor Reforma Fiscal de las últimas dos décadas.
“De los cuatro gobiernos de los últimos 20 años, esta medida es la peor de todas, porque es un zarpazo recaudatorio y es una vergüenza para el gobierno. Definitivamente, es la peor reforma: inequitativa, antipopular y recesiva”

Las explicaciones de José Adán Aguerri
Por su parte, José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, reconoció que la Propuesta de Reforma que será discutida para su aprobación hoy, en la Asamblea Nacional, es recesiva e inflacionaria, además, que algunas empresas cerrarán o trasladarán el alza a los consumidores.
También dijo que trataron de reducir el IPM, pero que el gobierno no aceptó menos del uno por ciento, aduciendo que es un requerimiento del Fondo Monetario Internacional.