Nacional

EU acepta más control sobre órgano que administra internet


WASHINGTON / AFP

Estados Unidos flexibilizó este miércoles su control sobre el organismo privado encargado de administrar los nombres de dominios en internet, abriéndolo a un mayor control internacional.
El nuevo acuerdo entre el Departamento de Comercio de Estados Unidos y el Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) crea cuatro paneles de control para estudiar el trabajo del ICANN en áreas claves.
Los paneles incluirán representantes de otros gobiernos además del de Estados Unidos y deberían ayudar a satisfacer los pedidos de una mayor participación internacional en este discreto pero poderoso organismo.
El ICANN es un organismo sin fines de lucro con sede en California que administra el sistema de nombres de dominio (Domain Name System, DNS) y las direcciones de protocolo de internet, que representan la columna vertebral técnica de la red.
Desde 1998 funciona en base a un acuerdo con la administración estadounidense de telecomunicaciones y de informática, dependiente del Departamento de Comercio.
Ese acuerdo expiraba este miércoles y fue reemplazado por un nuevo documento denominado “Afirmación de compromisos”.
El nuevo acuerdo ocurre en un momento especialmente crítico para el ICANN, preparado para expandir el número de dominios genéricos (gTLDs) como .com, .net y .org, una decisión controvertida que aumentaría fuertemente la cantidad de direcciones disponibles.
Por ahora las direcciones de internet sólo pueden ser ingresadas en caracteres romanos y el organismo también está bajo presión para que permita el uso de otros caracteres.
El director ejecutivo de la institución, Rod Beckstrom, estimó que el acuerdo representa “un nuevo paso emocionante en el desarrollo del ICANN como entidad verdaderamente internacional y confirma, de una vez por todas, que el modelo de participación pública del ICANN funciona, y funciona eficazmente”.
Beckstrom destacó que los informes periódicos sobre el desempeño del ICANN ya no serán entregados al gobierno de Estados Unidos. “Todos los reportes serán para el mundo; ése es el verdadero cambio”, indicó.