Nacional

Plan emergente contra el dengue

* Casos registrados llegan a 533 y hay 19 hemorrágicos, pero están alarmados por la muerte de cuatro niños, dice Maritza Cuan * Por las tardes combatirán al mosquito, y para reforzar las brigadas de involucrará al personal del Estado que labora hasta la una * También se volcarán a la fumigación la Policía, el Ejército y la Defensa Civil

Amparo Aguilera

El Silais-Managua no espera darle respiro al dengue. La directora de dicha entidad, doctora Maritza Cuan, enfatizó ayer que están en “plan emergente”, y anunció que “acortarán” la Cuarta Jornada de Lucha Contra el Dengue para, precisamente, tener mayor control del mosquito transmisor de la enfermedad, que ya cobró la vida de cinco personas, entre ellos cuatro menores de edad.
Se tenía previsto desarrollar la jornada del 16 de septiembre al 23 de octubre. “Pero estamos cambiando todo el esquema de la jornada… lo que se tenía previsto hacer en seis semanas estamos proponiéndonos --y sé que los vamos a cumplir-- hacerlo en menos de 15 días… contamos con suficiente personal y equipos”, aseguró la funcionaria, quien refirió que los ha alarmado la muerte de cuatro niños, por causa del dengue, en este mes.
Hasta ayer, el Silais contabiliza 533 casos de dengue y 19 hemorrágicos. Los distritos Dos, Cinco y Seis de la capital son prioridad para la entidad.
Cuan especificó que tienen previsto fumigar en cuatro días todo Managua, durante cuatro ciclos.
“¿Qué significa? Que en cuatro días haremos la primera vuelta, el domingo (4 de octubre) probablemente se inicie la segunda vuelta (de la fumigación), el viernes (9 de octubre) se realizará la tercera vuelta, de manera que en menos de tres semanas se van a desarrollar las cuatro fumigaciones para incidir en el ciclo de reproducción del mosquito”, explicó.
Aparte de eso, señaló que con apoyo de entidades como Policía Nacional, Ejército, Defensa Civil y otras instituciones, evitarán la reproducción de la larva.

Suman más a labor preventiva
Aseguró que en las labores de prevención --abatización, eliminación de criaderos de mosquitos y fumigación-- los apoyarán 100 oficiales de la Policía Nacional, 100 agentes del Ejército, 150 brigadas de Defensa Civil, y entre 40 y 60 del Consejo de Liderazgo Sandinista.
Como ejemplo, mencionó que los policías comenzarán a abatizar en el Distrito Seis, con la meta de abarcar unas 37 mil viviendas en cuatro días. El comisionado Luis Barrantes, segundo jefe de la Policía de Managua, reiteró al respecto que van a contribuir a contrarrestar el brote.
Incluso, dijo que “en la medida en que (el Silais-Managua) requiera una intervención mayor de la Policía, allí vamos a estar”.
“Las instituciones del Estado que están laborando hasta la una de la tarde también las vamos a meter. Todas las tardes los compañeros (de ese sector) van a fumigar; estamos moviéndonos todos en un solo brazo… no esperamos que las cosas se nos salgan de control”, sostuvo.

Hay población renuente y urge cooperación
La doctora Cuan, sin embargo, destacó que registran un 23 por ciento de casas cerradas o renuentes.
Son viviendas “en donde no nos están dejando entrar a destruir criaderos y mosquitos… y miren, si tenemos 100 casas y en una no entramos a destruir criaderos y a abatizar, es como que no hemos hecho nada, porque el mosquito se mueve en 500 metros (y deja huevos en ese vuelo)”, insistió.
Recordó inclusive que uno de los niñitos que falleció, “tristemente habitada en una casa renuente histórica que por X o Y motivos son personas que no les gusta que vayamos a abatizar”, comentó.
Reafirmó que, a la fecha, las edades de los niños afectados con la enfermedad oscilan entre los 8 y 14 años.
“Pensamos que son niños que en algún momento de su vida habían estado en contacto con el dengue uno y dos, y ahorita se exponen al dengue tres, desarrollando el dengue hemorrágico”, planteó.
Adelantó que en el Hospital Infantil “La Mascota”, de referencia nacional, ya reorganizaron los servicios: mejoraron la emergencia y ampliaron un área exclusiva para hospitalización.
“De manera que cualquier niño que tenga dengue se atienda de inmediato, exactamente como lo estamos haciendo con la influenza. La orientación es: primero atendamos y después averigüemos”, puntualizó.

Silais en tres direcciones
La directora del Silais-Managua, doctora Maritza Cuan, recordó que esta época es propicia para las enfermedades febriles.
“En los últimos meses del año, he dicho, debemos darle seguimiento a tres cosas: influenza, dengue y leptospirosis. Ahorita hay tres tipos de virus de dengue circulando, hemos visto cuadros bastante diferentes, más agresivos en los niños, y hay que estar claros: decirles a los padres de familia que el dengue es una enfermedad febril, al niño en cuanto se le detecta fiebre hay que darle suero oral”, aconsejó.
“Si a los dos o tres días baja la fiebre, no creamos que está mejorando; hay que estar bien, bien pendientes… si a ese niño se le va bajando la fiebre y de pronto dice: mamá, me duele la panza, peguemos carrera (llévelo a la unidad de salud), si a ese niño se le baja la fiebre y presenta vómitos, tenemos que pegar carreras, porque puede entrar en shock”, dijo.
La médico rememoró que éste es el año epidémico del dengue en el mundo. “Ahorita hay problemas en Panamá, Costa Rica, El Salvador y Dominicana por el dengue. Acaba de pasar (de una forma fuerte) en Argentina, Bolivia y Brasil”, planteó.