Nacional

INE autoriza otra alza en tarifa de luz

* 4.6165% más que saldrá en recibos

El Instituto Nicaragüense de Energía, INE, autorizó a Disnorte y Dissur aplicar en octubre otra alza de tarifas, como lo había adelantado EL NUEVO DIARIO. Esta vez suma 4.6165 por ciento y el impacto se reflejará en las facturas de noviembre próximo, cuando el ente regulador se pronuncie acerca de otra solicitud similar.
“El ente regulador, mediante resolución número INE-2215-09-2009, resolvió autorizar a las empresas distribuidoras Disnorte y Dissur ajuste tarifario del  4.6165 por ciento”, reza una nota de prensa de los reguladores del sector energético.

Dos pasos atrás y 4 adelante
Con este nuevo ajuste, los nicaragüenses este año pagan un alza promedio de 6.10 por ciento en el servicio de energía eléctrica, ya que en enero y febrero el INE autorizó dos bajas de tarifas que sumaron un total de 12.14 por ciento. Sin embargo, entre junio y octubre autoriza cuatro alzas que suman hasta 18.2427 por ciento.
Los directivos del ente regulador precisan en la nota que los ejecutivos de ambas distribuidoras, antes conocidas como Unión Fenosa, solicitaron oficialmente el miércoles de la semana pasada “ajustar mensualmente las tarifas de energía eléctrica, debido a variaciones en los costos de generación”.
Respondiendo a dicha solicitud, el INE informa que revisó los precios reales del Mercado Internacional del Petróleo y comprobó un incremento del 10.64 por ciento en la cotización del Fuel Oil número seis o bunker tipo C, un derivado del petróleo que se utiliza en nuestro país como combustible para producir energía.
Detallan que el precio del barril ascendió de 59 dólares con 84 centavos en julio hasta 66 dólares con 21 centavos en agosto pasado. “Adicionalmente, los aportes hídricos al embalse de Apanás disminuyeron debido a la baja precipitación pluvial”, agregan, al explicar que ante la falta de agua se ha tenido que consumir más bunker para producir esa energía que falta.
Los técnicos del INE explican que la tarifa vigente en septiembre estaba calculada tomando en cuenta que el precio de cada megawatts que producen las empresas generadoras era vendido a la antigua Fenosa en 117 dólares con 43 centavos, y, además, el precio del barril de bunker se mantendría fijo en 60 dólares como máximo.
Agregan que esta alza no se aplicará a los usuarios domiciliares que consumen hasta 150 kilowatts hora mes, y tampoco afectará la tasa de alumbrado público de los usuarios de Managua, Chinandega, Somotillo, Santa Teresa, El Viejo y San Juan del Sur; quienes “mantienen las tasas establecidas en sus contratos”.