Nacional

Temblores en Apoyeque y en Managua

* Sismos han comenzado a sentirse seguidos desde el lunes * Ineter confirma que son de origen tectónico, es decir, propios de fallas internas * Población de Mateare anoche estaba en las calles

Jorge H. Alemán

Un enjambre sísmico situado frente a la laguna volcánica de Apoyeque alertó anoche a cientos de familias de Mateare, de Ciudad Sandino y de algunas partes de Managua, que sintieron siete fuertes réplicas originadas cerca de este cráter vecino de la Laguna de Xiloá.
Javier Mejía, Subdirector de Ineter, anoche brindó declaraciones a medios oficiales, y confirmó que “el origen de los temblores es volcánico-tectónico”, los más peligrosos para la capital, donde se han reportado diversos movimientos sísmicos en las últimas 24 horas.
Aunque llamó a la población a mantener la calma, Mejía y su equipo evitaron suministrar información o atender a periodistas, quienes lo solicitaron más de una vez en sus oficinas.
El Monitor de Sismos en tiempo real del sitio web oficial del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, anoche registró siete movimientos en la antena APYN-SHZ-UN, de la estación ubicada cerca del Volcán Apoyeque. Todos ocurrieron en cuestión de una hora y 27 minutos, entre las 8:00 y las 9:27 p.m.
El primer movimiento ocurrió a las 8:00 p.m. con una magnitud de 1.6 grados en la escala abierta de Richter, seguido de una réplica a los diez segundos, cuando aumentó la intensidad del sismo a 2.7 grados.

Muy superficiales
Ocho minutos después le acompañó un sismo más fuerte de 3.1 grados, y a las 8:17 de la noche, le siguió otro de la misma intensidad. El último fue de 2.2 grados de magnitud. Todos fueron superficiales, tomando en cuenta que se reporta una profundidad de tres a cuatro kilómetros y que provenían del mismo epicentro, situado a 12.23 latitud norte y 86.38 longitud oeste, según la estación sísmica.
Benjamín Blanco, habitante de Mateare, expresó vía telefónica que todas las familias vecinas se encontraban atemorizadas por los sismos que pobladores de Managua reportaron en la zona occidental.
“Aquí estamos todos afuera de las casas, asustados, y pidiéndole a Dios que no haya más temblores”, comentó aún asustado Blanco, quien relató que sus inmuebles se movieron bruscamente al ocurrir el sismo.
Blanca Silva, habitante de Mateare, aseguró que el sismo fue horizontal, pues el techo de su inmueble no se movió y solamente se sintió subterráneo. “El temblor fue solamente en la tierra, usted sabe, por los tipos de temblores”, confirmó Silva, quien cortó la comunicación porque trataba de localizar a su pequeña hija que salió asustada al momento del sismo.
Pobladores de Mateare anoche se encontraban en las afueras de sus viviendas por miedo a otra réplica de mayor intensidad, y expresaron que no podrían dormir tranquilos sabiendo que los sismos podrían repetirse.
Carlos Mena, habitante de Ciudad Sandino, expresó que en ese municipio también se sintieron los temblores, y que la población estaba preparando sus lámparas de mano y escuchando la radio.