Nacional

¿Y qué pasó con el caso del riñón?


José Adán Silva

La buena noticia: ya está listo el informe del Instituto de Medicina Legal sobre la muerte del joven Luis Enrique Picado Tercero y la del ciudadano estadounidense Ryan Mattews, donante y receptor de un riñón, respectivamente. Lo malo: nadie conoce el contenido del informe y nadie da respuesta a la familia del joven fallecido.
Elizabeth Tercero, madre del joven Picado Tercero, quien murió a los 23 años el pasado 30 de mayo, luego de ser operado en el Hospital Militar Alejandro Dávila Bolaños, durante una cirugía de trasplante de riñón, denunció ayer que a casi tres meses de denunciado el caso nadie le da una respuesta sobre el resultado de las investigaciones oficiales.
Lo último que supieron oficialmente en el Instituto de Medicina Legal es que el informe conclusivo fue remitido a la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional.
“Nos confirmaron en el Instituto que el documento fue entregado a la oficial Shains Rivera, el pasado 24 de agosto, ya hace un mes, a las 9:21 de la mañana. La Policía que lo recibió tiene el chip 6318 y pertenece a la DAJ”, denunció Tercero.
Según la madre del joven, quien se dedicaba a labores de carpintería y ayudaba en albañilería, ella acudió a la Fiscalía a pedir una explicación de por qué si solicitó oficialmente la investigación no le han dado una explicación sobre el informe de la muerte de su hijo.

Fiscales no la atendieron
“Y no me quisieron atender los dos fiscales a cargo del caso. Uno de ellos me dijo que me respondería más tarde y no lo hizo, y el otro se me escondió.
EL NUEVO DIARIO llamó a Rodrigo Zambrana, quien recibió el caso en julio de este año en el Ministerio Público. El fiscal dijo que quien debía responder era el director del área de crimen organizado, Javier Morazán, pero éste no estuvo disponible ayer cuando se le llamó al celular en horas de la tarde.