Nacional

Licitación de Telcor “excluyente y extraña”


El encargado del área de contrataciones del organismo Ética y Transparencia, Luis Aragón Godínez, al revisar el pliego de bases de la licitación que realiza Telcor para dar concesión a una empresa que inicie operaciones inalámbricas de telefonía básica y servicios de internet el próximo año, subrayó que este proceso contiene algunos elementos que deben considerarse como extraños.
“Uno de los puntos que más me llaman la atención es que los pliegos de bases no mencionan la legislación sobre la cual se rige”, indicó Aragón, al referirse a la licitación NIC-BWA-01-2009, que ejecutan los funcionarios del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor).
Los directivos del ente regulador siguen sin brindar declaraciones al respecto y se espera que antes de este viernes al menos den a conocer a la población cuáles son las empresas o personas precalificadas para participar en este concurso.
Aragón indicó que otra cosa que debe señalarse en este concurso es que el documento precisa que “no podrán participar los concesionarios”, lo que quiere decir “o da a entender, que no pueden participar empresas a las que ya se les haya dado una concesión; cuando a nuestro leal entender, la Ley 323 no restringe el derecho a participar en procesos licitatorios solo por el simple hecho de que ya ganaste o fuiste adjudicado”, en otro proceso.

¿Qué experiencia?
Asimismo, Aragón destacó que en las bases del concurso se dice que pueden participar empresas con un mínimo de 2 años de experiencia.
“Aquí sí que veo que se puede estar queriendo beneficiar a alguna empresa creada dos años atrás. Es decir, durante el período que lleva el gobierno. La pregunta es: ¿qué sentido tiene que participe una empresa en mega licitación para la concesión de miles de millones de córdobas con tan poca experiencia?”
“Todavía –añadió- sería razonable una empresa con cinco años de experiencia, pues ahora hasta eso le piden a una persona que va a optar a cualquier cargo, cuanto y más debería serlo para un mega-concesión”.
Consideró que dos años de experiencia “no demuestran absolutamente nada” si se compara con empresas nacionales e internacionales que con 10 ó 20 años de experiencia aún dan problemas con sus sistemas. “En esto sí que hay algo que habría que darle seguimiento hasta la adjudicación y de ser posible desde antes”, recomendó.