Nacional

Hambruna se cierne sobre Las Segovias

* Ni que lloviera hoy se evitaría caída de las cosechas, señalan campesinos, mientras avizoran estragos en el café * La preocupación más importante es el futuro de los 20 mil hombres que trabajan en el campo y que serán afectados, expresan * Representante del CC-SICA comprobaron alarmante grado de desnutrición y que las madres anunciaron que no enviarán a sus hijos a clases

Jorge H. Alemán

Productores del trópico seco del país alertaron sobre una hambruna a corto plazo que podrían vivir los miles de campesinos que dependen de la producción del café y maíz, mientras líderes de la sociedad civil acusan al gobierno por no prestar atención a los que viven alejados de las metrópolis y señalan que muchos niños sufren de desnutrición en la zona.
José Gómez, representante de la Cooperativa Municipios Unidos, del departamento de Nueva Segovia, alertó que en los últimos meses la producción de maíz ha sufrido un grave deterioro por las pocas precipitaciones a consecuencia del fenómeno de El Niño, que se ha fortalecido por el cambio climático global.
Gómez manifestó que el daño ha sido tal, que “aunque lloviera mañana, no habría nada que hacer”, debido al deterioro que ha sufrido la producción de la zona a causa de las pocas precipitaciones que también afectarán la postrera.
“Son pérdidas millonarias y realmente no hay nada que hacer, porque la producción es poca y las personas tienen que vender las escasas reservas que tienen para sustentarse”, manifestó Gómez, quien señaló que “aún no hay hambruna (en Nueva Segovia), pero dentro de dos meses seguro habrá”.
Auguró malos tiempos para su departamento y sostiene que el mismo problema enfrentan otros productores del país. El líder campesino expresó que los productores en la zona no “saben a dónde ir, ni a quién acudir”.

Fenómeno afectará gravemente
En el municipio de Dipilto, a 239 kilómetros de la capital, sus habitantes están siendo afectados por el mismo mal. Ahí la producción del café, uno de los principales rubros del país, es afectada en calidad y cantidad por el fenómeno.
José Espino, productor cafetalero de Dipilto, comentó que los más de cinco mil productores de café de su región son afectados por las pocas lluvias de los últimos días y que las pérdidas económicas son tan desalentadoras que omitió decirlas.
Explicó que cuando el café no recibe muchas lluvias “hay maduraciones tardías, pérdidas en la calidad y disminución en las cosechas”. “Seguramente los ingresos que el café genera al país anualmente van a ser menores, porque estamos siendo golpeados por la sequía”, confesó Espino.
Para el productor, la preocupación más importante es el futuro de los 20 mil hombres que trabajan en el campo y que serán afectados porque los productores no podrán mantener los costos económicos que implica una cosecha sin lluvia.

Beneficios cero
Haydée Castillo, representante del Comité Consultivo del Sistema de Integración Centroamericano (CC-SICA), declaró que en las zonas mencionadas hay desnutrición.
Castillo dijo conocer de escuelas donde las madres anuncian que sus hijos faltarán a clases por no tener cómo alimentarlos y alertó que la hambruna está a las puertas. La representante comentó que el problema es “simplemente porque el gobierno no se ha preocupado” por la situación y que no es un asunto nuevo.
Al productor de Nueva Segovia se le preguntó si el programa gubernamental “Hambre Cero” estaba dando resultados en la zona, a lo que contestó que “no les sirve de nada”, pues los beneficiarios son 80 familias que no tienen recursos para mantener los animales que les asignó el gobierno.
Se conoce que en municipios como Ciudad Antigua, Macuelizo, Mozonte, Ocotal, Santa María y otros, se ven afectados por el fenómeno que proyecta un claro panorama que ni la lluvia podría opacar.