Nacional

Zelaya dice que lo van a “suicidar”

* Fiscales sacan a gente sitiada en Embajada de Brasil, donde no había luz, ni agua ni comida * ”Ayuda humanitaria” de la ONU y muertos no confirmados en el desalojo de ayer por la madrugada * Micheletti llama a diálogo sin Arias y con “altos personeros que escuchen a Honduras”

CARACAS/AFP
El presidente depuesto de Honduras Manuel Zelaya denunció que el gobierno de facto prepara un plan para "tomar" la embajada de Brasil en Tegucigalpa, adonde llegó secretamente el lunes, para capturarlo y asesinarlo, en declaraciones este martes al canal Telesur.
"Hoy (martes) en la noche se va a tomar la embajada de Brasil. Supuestamente hay un plan de captura y asesinato. Parece que tienen hasta los forenses listos para declarar que hubo un suicidio", dijo Zelaya a Telesur en un contacto vía satélite.
"Aclaro a la comunidad internacional que Manuel Zelaya Rosales no se suicida, que está vivo luchando por sus principios y sus valores con firmeza. Prefiero morir firme que arrodillado ante esta dictadura", agregó.

Abandonan embajada
Tegucigalpa, Honduras
EL HERALDO
Un grupo de 162 personas que permanecían dentro de la Embajada de Brasil en Honduras abandonaron esta tarde la sede diplomática tras permanecer varias horas en su interior en apoyo al ex presidente Manuel Zelaya.
Fiscales del Ministerio Público se hicieron presentes al lugar para acompañar al grupo, en el que había varios niños, y custodiaron su abordaje a un autobús que los llevó de regreso a sus casas.
Los zelayistas, algunos con niños, llegaron desde anoche frente a la embajada carioca a dar su respaldo a Zelaya, quien permanece refugiado en esa representación diplomática.
Esta madrugada, durante el desalojo que realizó la policía y militares en atención al toque de queda decretado por el gobierno, unas 300 personas según la agencia AFP, lograron ingresar al local ubicado en la colonia Palmira.
La cantidad de huéspedes encareció las reservas de la embajada, lo que llevó a las Naciones Unidas a llevar alimentos esta tarde para sus hambrientos inquilinos.
Melvin Duarte, vocero del Ministerio Público, informó que la presencia de la fiscalía fue para garantizar la seguridad de estas personas que abandonaron en horas de la tarde la sede por su voluntad.
"Ya hemos concluido con este proceso en el cual se ha garantizado mediante la presencia de fiscales la salida de todas estas personas que solicitaron el resguardo. A cada uno de ellos se les ha trasladado en los vehículos de la institución (MP) hasta donde ellos nos han indicado", dijo Duarte. En total, fueron 162 personas (140 adultos y 22 menores) las que se retiraron.
Duarte informó que fueron estas personas quienes solicitaron la intervención de la fiscalía de los Derechos Humanos por temor a ser detenidos a su salida o a ser víctimas de represalias.

Diálogo
El presidente interino, Roberto Micheletti, expresó su disposición de entablar un diálogo con la participación de todos los sectores de la sociedad y diplomáticos extranjeros imparciales.
"Le hago un llamado al mundo entero: Estamos dispuestos a dialogar. Estableceremos las comisiones sin la gente que ha estado interviniendo anteriormente", dijo Micheletti a los medios de comunicación.
Confirmó la convocatoria a un diálogo "para la posibilidad de que se puedan sentar, pero con organismos serios y responsables con los que no ha habido anteriormente una relación" e informó que dará los nombres de las personas que conformarían el grupo esta tarde, igualmente descartó que participen los candidatos presidenciales porque están inmersos en su "trabajo político", a menos que ellos lo soliciten.

Descarta a Arias
El presidente descartó la mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, pese a que "sigue siendo un hombre respetado" y solicitó la participación de "alguien imparcial de las Naciones Unidas que pueda venir a escuchar la posición de los hondureños".
Luego de que las autoridades decidieran cerrar las terminales aéreas de todo el país en forma indefinida para evitar posibles acciones de otros gobiernos en contra de Honduras y ante el anuncio de la llegada de representantes de organismos internacionales y otros gobiernos, señaló que "nadie puede entrar en este país sin autorización del gobierno, especialmente si son autoridades que vienen a dirimir algún conflicto".
Nuevamente manifestó que el gobierno respaldará al Tribunal Supremo Electoral en las próximas elecciones del 29 de noviembre.

"Zelaya debe entregarse"
El gobierno descartó una intervención en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentra como "huésped" el ex presidente Manuel Zelaya.
"Vamos a respetar la sede de la residencia de la Embajada de Brasil" en Honduras, afirmó Roberto Micheletti.
El mandatario confirmó que la Cancillería hondureña ha enviado una comunicación a los diplomáticos brasileños en la que les solicita declarar "asilado" a Zelaya o "entregarlo a las autoridades".

Enorme incertidumbre
TEGUCIGALPA/AFP
Honduras se encontraba bajo un clima de alta tensión agudizado por la ampliación del toque de queda hasta las 06H00 locales de hoy miércoles (12H00 GMT) impuesto por el presidente de facto Roberto Micheletti, y la incertidumbre de qué sucederá en el país tras el retorno del depuesto mandatario Manuel Zelaya.
Hay que destacar a la líder de un grupo de derechos humanos indígena de Honduras, quien afirmó que hay al menos dos muertos por el operativo militar y policial que se realizó en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se refugia el depuesto Manuel Zelaya, en declaraciones este martes a la TV cubana, sin embargo esa información no fue confirmada.
"Estos fascistas se han atrevido a rodear la Embajada de Brasil, han golpeado compañeros, hay dos compañeros asesinados, hay gente torturada, gente que ha sido detenida, llevada a centros ilegales de detención", dijo Bertha Cáceres, del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), vía telefónica.
La AFP en Tegucigalpa no pudo confirmar la versión. La morgue informó que no hubo "levantamiento" de cadáveres como resultado de la represión a los manifestantes. Mientras, en el Hospital Escuela atendieron a 18 heridos que llevaron en ambulancias.

Buscando víveres y asistencia médica
En las calles de la capital muchas personas violaban el toque de queda acudiendo a tiendas de abasto y mercados para comprar alimentos en caso de que se prolongue la crisis. En los hospitales, funcionarios atendían a decenas de simpatizantes del depuesto mandatario lesionados al ser reprimidos por militares y policías en manifestaciones del lunes.
Uno que otro vehículo circulaba por calles y avenidas en medio de fuertes despliegues policiales y militares, quienes se mostraban indiferentes ante las violaciones del toque de queda por parte de la población.
La morgue confirmó que no hubo "levantamiento" de cadáveres como resultado de la represión a los manifestantes, pero en el Hospital Escuela atendieron a 18 heridos que llevaron en ambulancias.
"Habíamos amanecido tranquilamente cuando llegaron los policías encapuchados, nos lanzaron bombas lacrimógenas y nos agarraron a garrotazos. Nosotros corrimos por una calle pero nos cercaron por delante el Ejército por atrás la Policía, no teníamos por donde escapar", relató a la AFP el campesino Francisco Zelaya (53), mientras una enfermera le suturaba tres heridas en la cabeza.
En la subida al cerro El Picacho, cerca de la residencia de la embajada de Estados Unidos, simpatizantes de Zelaya bloquearon la calle quemando neumáticos, pero se replegaron por las bombas lacrimógenas que les lanzó la policía, constató un periodista de la AFP.
El Canal 36 también informó de disturbios en la colonia Kennedy, un barrio de clase trabajadora, al este de la ciudad.
En el mercado popular de Comayagüela, centro de la capital, los vendedores atendían a pocos compradores.

La gente pide diálogo
"Esto nos está afectando horriblemente, por qué no dialogan Micheletti y Zelaya para arreglar ese problema. Yo tengo préstamos en bancos y pago 20% de intereses y ¿cómo voy a pagar?", se quejó David Lagos, vendedor de verduras.
La Policía y el Ejército tomaron control de la zona tras desalojar al amanecer del martes a unos 4.000 seguidores de Zelaya.
"Nosotros tenemos control del área donde está la embajada y si quieren que se ingrese comida y agua es algo que hay que coordinar", dijo a la AFP el oficial de la policía Daniel Molina.
Molina descartó un eventual asalto militar a la legación brasileña para sacar a Zelaya. "Es una embajada. Tenemos que respetar las normas del derecho internacional", añadió.
El oficial dijo que en la Villa Olímpica, este de la capital, "hasta el momento hay 94 personas detenidas por (violar) el toque de queda y saldrán al finalizar el toque de queda y hay un total de 49 por aspectos de violencia y daños materiales durante el desalojo" de la zona de la Embajada de Brasil.
Desmintió que haya muertos y torturados durante el desalojo, como informaron algunos medios que difunden información de los zelayistas.
Que haya un muerto "es complemente falso, en ningún momento se usó armas letales y eso de las torturas quedó en los años 80", subrayó Molina.

Sillón sólo para Zelaya
Zelaya, quien se encuentra junto a su esposa Xiomara Castro y a su hijo menor, José Manuel, ocupa una oficina de la embajada donde puede reposar en un sillón, pero el resto de ocupantes tiene que dormir en el suelo.
"Nadie ha dormido aquí, estamos alerta. Uno se acuesta en el piso, pero se está entre despierto y dormido", dijo el sacerdote Andrés Tamayo, a quien el régimen de Micheletti quiere despojar de su nacionalidad hondureña, obtenida hace tres años durante el gobierno de Zelaya.

Lobo amenaza con retirar apoyo a Micheletti
En tanto, el candidato presidencial hondureño Porfirio Lobo, que respaldó el golpe de Estado del 28 de junio, amenazó ayer martes con retirar el apoyo al presidente de facto Roberto Micheletti, si éste no dialoga con el depuesto mandatario Manuel Zelaya.
Lobo, candidato del Partido Nacional (PN, derecha) a las elecciones del 29 de noviembre, manifestó que su bancada votó en el Congreso para que Micheletti asumiera la presidencia el 28 de junio, cuando Zelaya fue depuesto y expulsado del país, pero advirtió que este apoyo "lo condicionó al diálogo".
"O sea que si no hay una actitud que sea flexible, que sea congruente con el diálogo, pues lógicamente el compromiso (de apoyo a Micheletti) termina allí", dijo Lobo en el Canal 5 de la televisión local.
Lobo y otros tres candidatos presidenciales, de un total de seis, han apoyado el golpe, han pedido que el gobierno de facto sea reconocido por la comunidad internacional y habían rechazado el retorno de Zelaya al país.
El PN fue el principal partido opositor a Zelaya, quien al igual que Micheletti pertenece al Partido Liberal, que se encuentra dividido desde el golpe de Estado.
Sólo dos candidatos presidenciales, Carlos H. Reyes (independiente) y César Ham (izquierda) se opusieron al golpe y han apoyado las movilizaciones para la restitución de Zelaya, quien regresó el lunes a Honduras y está refugiado en la Embajada de Brasil.