Nacional

Competencia es sana si no hay privilegios

* Una de las cinco oferentes es rusa y hay dos estadounidenses * Hermetismo del ente regulador no ha permitido conocer si se cumple con estándar de telecomunicaciones

El gobierno espera notificar hoy a tres de cinco compañías que aplicaron a la licitación de Telcor. Una de ellas será electa el viernes para iniciar operaciones inalámbricas de telefonía básica y servicios de internet el próximo año. Ejecutivos de Movistar reaccionaron con cautela ante esta situación, mientras los directivos de Claro llamaban a garantizar las reglas del juego, competir de forma sana y en iguales condiciones.
Pese a este llamado, los funcionarios del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), ayer siguieron guardando silencio respecto a la licitación número NIC-BWA-01-2009, la que dirigen desde julio pasado en busca de una firma que preste dichos servicios usando la banda A y AA del rango de frecuencias comprendido entre 2500 y 2690 Megahertz (MHz).
“Le vamos a devolver la llamada”, dijo ayer una operadora de Telcor, al buscar otra vez una versión de sus funcionarios. Sin embargo, jamás se comunicaron con EL NUEVO DIARIO.

Reacciones de operadoras
“Telefónica Movistar es respetuosa de todas las normativas, regulaciones y leyes en cada una de sus operaciones. Es por esto que trabajaremos dentro del marco que rija”, dijo ayer Matías Gonzalo Señorán Villalba, Gerente de Comunicación e Imagen de Telefónica Movistar Nicaragua, al referirse al proceso.
Los ejecutivos de la mexicana América Móvil, quienes administran la marca Claro en nuestro país, divulgaron una nota de prensa en la que recuerdan que, después de haber tenido la exclusividad de algunos servicios de telecomunicaciones en Nicaragua, todos los mercados están abiertos desde 2005.
Precisan que el acceso a Internet se abrió al mercado desde 1995, igual que las operaciones de transmisión de datos y televisión por cable. Recuerdan que el servicio de telefonía celular se abrió en 2002 y la telefonía básica en 2005.
“Claro Nicaragua expresa su complacencia con la entrada de nuevos operadores al mercado nicaragüense de servicios de telecomunicaciones, así como con este proceso; y a la vez, expresa la importancia de que esta nueva participación tenga en cuenta los segmentos menos favorecidos de la población”, reza la nota divulgada ayer.
“Damos la bienvenida a los nuevos actores”, agregan sus funcionarios, quienes recordaron a la población que “es de suma importancia que se garanticen las reglas del juego de inversión, para lo cual estaremos siguiendo de cerca este importante proceso”.

Llegar a zonas rurales
La empresa “considera que la competencia es sana siempre y cuando se tengan compromisos de inversión para el país, creando infraestructura adicional y compromisos de llegar a las zonas rurales, no sólo concentrándose en los lugares con alto poder adquisitivo, como puede ser el caso de Managua”.
También piden que las condiciones y oportunidades que se presten a los operadores sean iguales para todos los actores con inversiones en infraestructura. “Asimismo, esta competencia debe tener como una de sus premisas fundamentales, el respeto a los derechos y las condiciones ya existentes para los actuales operadores”, agregan.
La interconexión y su proceso de negociación es lo que permitirá a los clientes de la nueva empresa poder comunicarse de forma barata o cara con los clientes que tiene Claro y Movistar, según explicó ayer una fuente del sector, quien aseguró que Telcor hoy se dispone a notificar a tres de cinco empresas que aplicaron a la licitación.
Precisó que dos de ellas son estadounidenses, otra es rusa y dos más de capital mixto, entre europeo y latinoamericano. Se espera que el ente regulador, según la fuente, seleccione y notifique hoy a las tres primeras como “persona precalificada o postor” para el concurso final del viernes próximo, cuando se conozcan sus ofertas económicas.
Telcor debe firmar una resolución el próximo 30 de septiembre, donde declara al ganador que deberá instalar un mil estaciones base de “Acceso Inalámbrico de Banda Ancha” del tipo BWA (Broadband Wireless Access), en diversos postes del tendido eléctrico y telefónico que deberá alquilar.
Además, esta firma debe cumplir el estándar de telecomunicaciones “IEEE 802.16e”, que permite una alta tasa de transmisión de datos con un largo alcance en la cobertura que brinde cada aparato, algo que ha sido estudiado a profundidad en Estados Unidos, México, Perú y Colombia, ya que dicho sistema tiene múltiples interferencias satelitales y consecuencias.
Los gobiernos de los países mencionados investigaron y publicaron una serie de estudios mediante los comités de la Organización de Estados Americanos (OEA), los cuales son de conocimiento de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). La discusión se centró en el ajuste de una serie de bandas, frecuencias, servicios y sus detalles técnicos, antes de echar a andar el modelo.
Se desconoce si, efectivamente, Telcor realizó un estudio de viabilidad y factibilidad técnica al respecto, pues las mesas de discusión de OEA y UIT, señalan una serie de interferencias que se pueden producir en el servicio que se presta mediante este sistema y otros que se sirven de forma inalámbrica.