Nacional

45 muertas y 2009 con 103% más de casos

* Primera Comisionada Aminta Granera considera que estos delitos son un grave problema de seguridad

Jorge H. Alemán

La violencia intrafamiliar actualmente está catalogado por el orden público como un grave problema de seguridad en Nicaragua. La Policía Nacional, PN, solicita más apoyo y unificación para combatir este mal que ha dejado a 45 mujeres muertas en lo que va del año.
Para la primera comisionada de la PN, Aminta Granera, esto significa un incremento del 103 por ciento más que el año pasado en las denuncias de mujeres que asisten a las diferentes Comisarías de la Mujer, Niñez y Adolescencia en todo el país, lo que por una parte es bueno, por otra, denuncia la crisis familiar que existe en la sociedad nicaragüense.
A la violencia se le agrega el factor miedo de muchas mujeres, que por temor o sumisión no denuncian a sus agresores, que en muchos casos son esposos, padres, hermanos y hasta hijos de las mujeres violentadas.
Granera manifestó que en el primer semestre de 2009, 65 mil mujeres sufrieron algún tipo de violencia intrafamiliar, de ellas, sólo 15 mil pusieron la respectiva denuncia en las comisarías.
“El problema es el temor que tienen las mujeres a ser maltratadas. Solamente 4,129 son por delitos graves, otras 2,253 son referidas a violencia sexual y 8,645 casos corresponden a agresiones menores”, denunció la jefa policial.
La primera comisionada expresó que de las 45 asesinadas durante el primer semestre de este año, se comprobó que 25 de ellas fueron muertas a manos de sus cónyuges o parejas, mientras del resto aún no se ha comprobado que fueran relaciones directas.
Los datos proporcionados reflejan que las muertes por violencia intrafamiliar incrementaron en un 39 por ciento respecto al año pasado, lo que la jefa policial califica como un “serio problema social” que ella como mujer se siente obligada a resolver.
Indicó que el machismo se ha convertido en una problemática seria para el país, aunque se mostró animada por la actitud de las mujeres que “han comenzado a romper el silencio”.
Respuesta policial
“Estamos avanzando y comprometiéndonos con la mujeres día a día”, expresó ayer por la mañana la comisionada Granera, mientras inauguraba la Comisaría de la Mujer -número 14 durante los dos últimos años- en el municipio de San Rafael del Sur.
“Esto no es abrir una delegación más como cualquier otra, esto representa la respuesta que le damos a las mujeres porque estamos actuando y seguiremos trabajando para con ellas”, manifestó Granera.

Las nuevas instalaciones de la Comisaría de la Mujer en San Rafael del Sur fueron bien equipadas y costaron más de un millón de córdobas, financiado por un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE.
Ejemplo en el mundo
Según Granera, la PN es privilegiada a nivel mundial, pues es la única en la región que cuenta con comisarías de la mujer, además, es la única en el mundo que está sujeta a estudio por los principales cuerpos policiales que toman ejemplo de ella.
La PN trabaja en dos modelos de seguimiento a los casos de violencia dentro del núcleo familiar. Es la única a nivel mundial que trabaja con las víctimas y victimarios, implementando el denominado Repulsa, que trata de ayudar al victimario a que controle la ira. Y el Zulú, que busca la integración familiar con respeto y equidad de género.