Nacional

Todo “turbio” en “operación Petronic”

* José Pallais dice que al regresar de Fiestas Patrias se deberá ordenar investigación del asunto, que involucra a consorcio ligado a familia presidencial * Agrega que Petronic “puede administrar bienes de Albanisa”, que se supone es la adquirente “siempre y cuando cuente con los instrumentos legales”

Cristhian Marenco

El presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, José Pallais, aseguró que la venta de los activos del grupo Clayton Services Financial Corporation, Glencore, estuvo precedida de toda una serie de situaciones turbias, amenazas y presiones que deben ser aclaradas.
El diputado aseguró que el personal de Glencore sufrió presiones legales y amenazas de juicios para acelerar la venta de sus activos, ya que el contrato de administración no había vencido, sino que por el contrario la compañía Suiza había ejercido la cláusula para prorrogar su vigencia.
Según Pallais, la información manejada por la mayoría de los diputados es que Glencore pasaría a manos del poderoso consorcio Alba de Nicaragua S.A., Albanisa, pero no tenían conocimiento de que la empresa estatal Petronic administraría los activos de la misma, como informó el día viernes el procurador general de la República, Hernán Estrada.
El Procurador aseguró que “el 100 por ciento de los bienes que, en forma simulada habían sido transferidos a esa empresa, van a pasar a manos del Estado nicaragüense, es decir, a Petronic”, pero no mencionó la millonaria inversión que hizo Glencore y que se supone fue adquirida por Albanisa.

Asamblea investigará
Ante la confusión en todo el proceso de compra, ya que careció de licitación pública, de la licencia de distribución, Pallais expresó que una vez que culminen las vacaciones correspondientes a las Fiestas Patrias y los diputados de la Asamblea Nacional reanuden labores, las comisiones correspondientes deberán investigar al respecto para esclarecer la situación.
“No sólo los diputados, sino que toda la población en general merece una explicación clara de este asunto porque todo se ha manejado de una manera muy oscura”, indicó. La ausencia de un proceso de licitación restó la oportunidad que tenía el Estado de Nicaragua de recuperar no sólo los bienes que había arrendado a Glencore por medio de un contrato doloso, desde hace diez años, sino que también recursos líquidos para el erario público.
Por su parte, Alberto Novoa, antiguo procurador en tiempos de la administración del ingeniero Enrique Bolaños, tildó de sospechosa la supuesta compra de los bienes de Glencore por parte de Albanisa, ya que se realizó sin ninguna licitación a la licencia de distribución que estaba en manos de la compañía suiza.
Novoa explicó que el Ministerio de Energía y Minas debió haberse encargado de ese proceso, no que se saltaron las reglas del juego con el objetivo de responder a los intereses económicos de Albanisa.
Pallais agregó que Petronic puede administrar los activos de una empresa privada “siempre y cuando existan los instrumentos legales necesarios, tales como un contrato de arriendo o administración, además de las diferentes figuras jurídicas, pero lo que sí es imprescindible es asegurar a la sociedad que todas las transacciones comerciales de compra y venta en la que el Estado se encuentra involucrado son claras y apegadas a derecho”.