Nacional

Tornados vienen en el combo del cambio climático

“Es motivo de mucha preocupación que este tipo de fenómeno se esté dando en nuestro país”, indicó Kamilo Lara. Jaime Incer Barquero habla de terrenos sobre calentado y sin protección forestal y al final pueden producir estas poderosas estructuras de viento. Lo que publicó END para el director de Meteorología es “raro en las zonas tropicales y se presenta con mayor regularidad en las latitudes medias y altas de la tierra, es decir Estados Unidos, Canadá e incluso México”

Cristhian Marenco

La generación de fenómenos naturales como tornados, poco comunes en zonas de temperaturas elevadas, debe ser una señal de alerta para que la población nicaragüense exija una estrategia nacional contra el cambio climático que ya se está manifestando en el país, según expresó el ambientalista Kamilo Lara.
El experto aseguró que en los últimos diez años, Nicaragua ha experimentado alrededor de una docena de tornados de diferentes magnitudes y ubicaciones, entre los que se encuentran el del pasado 21 de julio que dejó graves daños materiales y una víctima mortal en Nagarote, así como el ocurrido este jueves en el lago Xolotlán, frente al mismo municipio.
Para Lara, el hecho de que en menos de dos meses se formaran tornados en relativamente las mismas áreas geográficas, puede ser producto del despale del bosque occidental, además del deterioro y erosión de los suelos, por lo que es de vital importancia que las personas estén pendientes de las modificaciones de los ambientes naturales.

Preocupa cambio climático
“Es necesario que todos los nicaragüenses estemos prevenidos a la adaptación del cambio climático, porque realmente es motivo de mucha preocupación que este tipo de fenómeno se esté dando en nuestro país, donde se supone que las temperaturas no son propicias para generarlos”, indicó Lara.
De igual forma, el científico Jaime Incer Barquero, dijo que los cambios climáticos han sido bruscos y que estos tornados tienen un origen de carácter mundial, ligado con el fenómeno de El Niño, las sequías y el exceso del calentamiento global.
Sobre las causas que generaron el más reciente tornado que no causó pérdidas, Incer recalcó que la existencia de un posible terreno sobre calentado y sin protección forestal propensa a reflejar mucho calor, puede influir en el mismo.
Por su parte, el Ingeniero Marcio Baca, Director de Meteorología del Instituto de Estudios Territoriales, Ineter, coincidió con Lara al apuntar que los tornados son propios de zonas con climas diferentes al de Nicaragua.
“Este tipo de fenómeno natural es raro en las zonas tropicales y se presenta con mayor regularidad en las latitudes medias y altas de la tierra, es decir, Estados Unidos, Canadá e incluso México, porque se da más normalmente en zonas continentales, donde hay masas de tierra alejadas de cuerpos de agua”, explicó Baca.

Precisan realizar estudio
Baca señaló que deben realizar un estudio detallado de cuáles son las características de las temperaturas en ese sector con relación a la cercanía que tiene con el lago. Además de considerar si la topografía del lugar y zonas cercanas a Nagarote están presentando algunas condiciones para que se produzcan este tipo de fenómeno.
Sin embargo, también reconoció que la carencia de tecnología de punta en el territorio nacional, como es el caso de los radares, representa una dificultad para poder predecir este tipo de fenómenos, por lo que trabajarán con los datos disponibles para encontrar una justificación técnica.
Según el funcionario de Ineter, los tornados que se están presentado se ubican en la categoría uno en la escala de Fujita, que se utiliza para medir y clasificar la intensidad de un tornado, es decir que pueden desarrollar vientos de 190 hasta 200 kilómetros por hora.