Nacional

Otra denuncia de negligencia por un bebé fallecido


Tania Goussen Acevedo

CARAZO

Como negligencia médica catalogan los familiares de un bebé de sexo masculino que falleció después de 17 horas de haber venido al mundo. Los afectados aducen mala atención por parte del personal de salud  de la empresa privada Harmin, ubicada en la ciudad de Jinotepe.
La licenciada en enfermería, Rosa Martínez, abuela del infante fallecido, manifestó a END que el  miércoles pasado su hija Belkis ingresó a la sala de operaciones a las cinco de la tarde, posteriormente una enfermera les llevó al niño.
“A mi hija y al niño le dieron de alta, pero en la mañana el bebé amaneció nauseoso y quejumbroso. Volvimos nuevamente al hospital, pero en ese momento la pediatra no estaba y el niño se comenzó a poner morado y nadie lo pudo canalizar. A pesar de que yo gritaba y pedía auxilio, el niño se murió; no hubo atención a tiempo”, afirmó la señora Martínez.
Belkis Cook Martínez, madre del menor fallecido, relató: “Llevamos al niño a tiempo y no lo pudieron canalizar, no me lo ayudaron y  lo dejaron morir. Se supone que es una empresa privada donde se paga para que los pacientes tengan una buena atención”.

Versiones del hospital
EL NUEVO DIARIO buscó la versión de la directora del Hospital Harmin, Verónica Hernández, quien afirmó: “No hubo negligencia médica. El bebé nació el día 3 de septiembre vía cesárea, sin ninguna complicación. Defecó y succionó normal, sin ningún problema. El niño se dio de alta e ingresa al siguiente día en estado crítico, con una hipoglucemia severa. Se canalizó de inmediato, pero las condiciones del bebé indicaban un desenlace fatal del cual no se pudo revertir”.
La doctora María Lucía Fernández, pediatra del hospital privado, expresó que “explicamos a todos los familiares que cuando un niño nace por cesárea, se saca lo más rápido posible, se le frota su cuerpecito y se le administra oxígeno. Sin embargo, el menor,  antes del minuto, estaba completamente recuperado. Nosotros sostenemos que el niño muere a causa de una hipoglucemia severa y trastornos metabólicos, debido a que no fue alimentado en su casa, además de que los familiares esperaron mucho tiempo para traerlo nuevamente al hospital”, declaró la pediatra.
El doctor Roberto Vásquez, Director del Silais, Carazo, dijo desconocer el caso denunciado, pero que en situaciones como ésta, aunque sean clínicas privadas, el Minsa escoge una comisión investigadora para determinar si hubo o no negligencia médica en la empresa.