Nacional

Guatemala en “estado de calamidad”

* Presidente Colom emite el Decreto cuando ya hay 462 muertos por falta de alimentos * Situación podría arrastrar al hambre a más de 400 mil personas, la mayoría niños

GUATEMALA / AFP

Guatemala está desde ayer oficialmente en "estado de calamidad pública", una medida adoptada por el presidente Álvaro Colom para afrontar la hambruna que sufren miles de familias pobres por una sequía y que ha dejado al menos 462 muertos.
"Guatemala ha vivido con altos y vergonzosos índices de pobreza, extrema pobreza y desnutrición durante décadas, provocados por una larga historia de inequidad; esa es la causa de la crisis alimentaria institucional que el país está viviendo en la actualidad", afirmó ayer el gobernante.
La declaratoria del "estado de calamidad pública" permitirá tener acceso a ayuda internacional, así como movilizar recursos del presupuesto nacional con mayor agilidad, explicó Colom.
El mandatario sostuvo que en el país hay alimentos, pero las familias más pobres, que constituyen el 51 por ciento de los 13 millones de guatemaltecos, carecen de recursos para comprarlos.
"Somos sensibles a la pobreza, a la extrema pobreza y a la desnutrición, y por eso estamos realizando las acciones de emergencia necesarias, y tomaremos otras medidas para enfrentar la desnutrición y la pobreza histórica y estructural", agregó el gobernante.
La escasez de alimentos a causa de una prolongada sequía ha provocado la muerte de 462 personas en zonas pobres de Guatemala, entre las que figuran 54 niños, según un monitoreo del Ministerio de Salud realizado entre enero y julio, publicado por la prensa.
Según dijo el mandatario recientemente, la hambruna afecta a 54,000 familias, y podría arrastrar al hambre a otras 400,000 antes de que termine este año.
El "estado de calamidad pública" contempla la restricción de garantías constitucionales, como las libertades de locomoción y expresión, pero Colom aseguró ayer que lo único que pretende con esta medida es agilizar las acciones para combatir el hambre.
El Programa Mundial de Alimentos de la ONU comenzó el martes la entrega de 20 toneladas de galleta nutritiva en 164 comunidades afectadas por la hambruna, la cual se ha acentuado en las regiones más pobres del país debido a la destrucción hasta en un 90 por ciento de los cultivos de maíz y frijol por la sequía.
Según las Naciones Unidas, en Guatemala el 49 por ciento de los niños menores de cinco años padece de desnutrición crónica, uno de los índices más altos del mundo y el primero en América Latina.
Durante un mensaje televisado la noche del martes, Colom hizo un llamado a todos los sectores guatemaltecos para que contribuyan a enfrentar el problema.