Nacional

Reclamo es invariable: credibilidad electoral


Ramón H. Potosme

La comisión de la Unión Europea, encabezada por el director general adjunto de relaciones exteriores, Stefano Sannino, se reunió con actores políticos, económicos y el gobierno, en completo hermetismo.
Según las fuentes, la Unión Europea mantiene su posición de que se establezca un sistema electoral claro y que se garantice el respeto a la voluntad popular.

Entraron a Cancillería por el sótano
Por la mañana, la delegación encabezada por Sannino entró al Ministerio de Relaciones Exteriores por el sótano y no dio declaraciones tras la reunión con el canciller Samuel Santos. El canciller tampoco dio declaraciones. Al que curiosamente se vio salir de la Cancillería fue al director de atención a partidos políticos, Julio Acuña.
Por la tarde, la Comisión se reunió con el diputado Eduardo Montealegre y con el coordinador de la Alianza Movimiento Renovador Sandinista, Edmundo Jarquín. No se supo de encuentro alguno con dirigentes del Partido Liberal Constitucionalista, PLC.
Montealegre aseguró que los europeos sólo escucharon, pero que en todo caso, ellos expusieron la situación de la institucionalidad en Nicaragua y la situación económica.
Jarquín señaló que la causa del congelamiento de la cooperación de la Unión Europea no se debe a gestiones de ninguna persona, sino por el fraude de las elecciones municipales.
“Ojalá que esa ayuda se pueda volver a conseguir por el beneficio de los nicaragüenses y de la democracia, porque significaría que el gobierno habrá cumplido con las rectificaciones que se han venido planteando a raíz del fraude electoral”, dijo Montealegre.
Al caer la tarde, llegó solitario el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, quien se reunió por una hora y diez minutos con Sannino. Al salir, aseguró que expresaron a la Unión Europea la situación del país relacionada al tema electoral.
Aguerri planteó que la solución está en dar seguridad de cara a los procesos electorales futuros, en los que se garantice la observación nacional e internacional, mejorar el sistema de cedulación y el cambio de los magistrados del Consejo Supremo Electoral.
Añadió que hicieron saber su respaldo a los observadores nacionales del Grupo Cívico Ética y Transparencia y el Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade.

Gobierno debe flexibilizarse
El presidente del Cosep demandó al gobierno mayor flexibilidad en vista de las afectaciones económicas que ha traído la crisis política en el país, que se suma a la crisis económica que golpea a todas las economías.
“No te podría decir cuál es el resultado (de las negociaciones), pero esperamos que la decisión del gobierno vaya en esa línea, nosotros por nuestra parte lo seguiremos demandando”, señaló.
La Unión Europea congeló la cooperación a Nicaragua tras los señalamientos de fraude en las elecciones municipales de 2008, ayuda que significarían 35 millones de dólares que restaban para el Presupuesto de 2008, y 93 millones de dólares para 2009. Las razones de los cooperantes fueron la falta de acciones por parte del gobierno para fortalecer la gobernabilidad democrática y la credibilidad electoral.