Nacional

Progreso llegó mal repartido al Distrito Cinco

* En el “Enrique Lorente”, algunos ciudadanos están satisfechos, pero otros se quejan de que no concluyeron salida a dos calles * En el aledaño barrio “Naciones Unidas”, se quedaron esperando la totalidad de la obras

Mauricio Miranda

El progreso desató un serio problema de discordia entre los pobladores de los barrios Naciones Unidas y “Enrique Lorente”, en el Distrito V de Managua, porque no fue parejo para todos.
En el “Enrique Lorente”, algunos de sus habitantes se sienten satisfechos por las nuevas calles adoquinadas. Aunque no dejan de señalar que el ingeniero y los trabajadores de la Alcaldía encargados de la obra, levantaron palas, picos y camiones, sin concluir la salida en dos de las calles. En cada una hizo falta al menos unos 30 metros de calle, que por lo empinado del terreno se iban a rematar con rampas de cemento y piedra cantera.
Los desafortunados que no alcanzaron a disfrutar de esta obra de la modernidad, se resignan a proteger las entradas de sus casas con sacos de tierra cuando las corrientes por lluvia amenazan con inundarlo todo.
Don Óscar Armando Mora, maestro de obras de profesión, y uno de los 35 mil habitantes beneficiados --de acuerdo con la ficha técnica del Plan de Inversión 2009--, dice que “faltó como una cuadra y media” por trabajar, de los 3 mil 200 metros cuadrados previstos.
Las salidas de las calles “claro que estaban incluidas” en el proyecto, “pero no lo terminaron”. “Según me di cuenta yo, aunque no soy preguntón, el ingeniero dijo que no dio el presupuesto, y esto también me dijo el topógrafo”, comenta don Óscar.
A Arelys Morales, quien despacha en una venta que quedó a pocos metros del progreso, los obreros le dijeron que un día regresarían para terminar la salida de esa otra calle. “Dijeron que iban a seguir componiendo, pero ideay, no han seguido”, se quejó.

Una CPC critica a alcaldía
En el aledaño barrio Naciones Unidas, se quedaron esperando, pero la totalidad de la obras. Y una de las que más lamenta este “retraso” de 5 mil 400 metros cuadrados de adoquinado, es Liliam Morales, la coordinadora del Consejo del Poder Ciudadano (CPC) del barrio.
Denuncia que la obra no se ejecutó por ineficiencia del Comité de Liderazgo Sandinista (CLS), al cual se le asignó impulsar el trabajo.
De acuerdo con la ficha técnica del Plan de Inversión, el proyecto está valorado en 2.3 millones de córdobas, y según Morales, “ya todo estaba listo”.

“Sólo a unos les cumplieron”
Las dos vías que serían vestidas de adoquines este año, y que al menos tienen una superficie de tierra y piedrín nivelada, conectan al barrio con una salida principal altamente transitada por los lugareños.
Por eso, y porque todo estaba listo, es que Liliam se queja de que a sus vecinos del “Enrique Lorente”, sí les cumplió.
“Nosotros pedimos aquí el adoquinado, y a nosotros no nos metieron el adoquinado. Estaba proyectado. Me pasaron a mí la información de que se iba a hacer el proyecto de adoquinamiento”, señala.
“Pero la (encargada) del CLS no nos dejó trabajar a nosotros. Ese proyecto se lo pasaron a ellos, y no lo hicieron”, denunció.
Y los trabajadores de la Alcaldía tampoco terminaron la obra por su cuenta, explica.
“Los mismos trabajadores dijeron que hasta allí llegaban (con las obras en el “Enrique Lorente”). “Que hasta allí les habían dicho”, añade.
“Me imagino que así va a quedar, porque no hicieron nada. Ellos terminaron su trabajo, y hasta allí llego todo. Dijeron que era orden de la Alcaldía que se iban”, comenta Liliam, quien expresa que “la gente se siente súper mal, porque prácticamente nos engañaron”.
Pero no todo está perdido, dice la líder CPC. Le acaban de aprobar un proyecto de instalación de servicio de agua potable en el barrio, y ya empezó las gestiones para garantizar la titulación de terrenos de varios de pobladores.
“Ahora con el nuevo gobierno tenemos que buscar cómo superarnos, y tenemos que buscar cómo mencionarlo, porque antes estábamos abandonados”, concluye.