Nacional

Dos reos británicos a punto de ser libres

* Fueron condenados en 2004 por tráfico internacional de drogas

Lizbeth García

Aunque la titular del Juzgado Primero de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Roxana Zapata, les negó ayer la libertad condicional a los británicos Michael David Deenholm y Steven Evetts, éstos saldrán en libertad en poco tiempo, porque se les reconoció el período que han laborado sin salario en el Sistema Penitenciario Nacional.
La juez explicó en autos que si bien es cierto que el Código Penal vigente derogó taxativamente algunos artículos de la Ley 285, el artículo 78 que prohíbe a los jueces otorgar beneficios a los reos condenados al amparo de dicha ley, sigue vigente, en consecuencia no se les puede conceder la libertad condicional a ninguno de los dos extranjeros.
En cuanto al cómputo de la pena de efectiva prisión y el tiempo que han laborado sin recibir remuneración alguna dentro del penal, la juez determinó que Michael Deenholm ha completado nueve años, ocho meses y 18 días de cárcel, quedándole únicamente por cumplir tres meses y doce días para completar los diez años de prisión que se le impuso por tráfico internacional.
Steven Evett ha completado estando preso y trabajando sin salario, ocho años, cuatro meses y 17 días, por lo que sólo le faltan un año, siete meses y 13 días para cumplir la pena de diez años que le impusieron por el delito.

Condenados en 2004
Deenholm y Evetts fueron condenados en 2004 a 22 años de presidio por tráfico internacional de drogas en el Juzgado Séptimo Penal de Juicios de Managua, pero la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua reformó la sentencia y la rectificó, quedando en 10 años de prisión para cada uno. Pánfilo Orozco quedó conforme con la resolución de la judicial, porque aunque sus defendidos no obtuvieron la libertad condicional, les reconocieron el tiempo laborado como profesor de ingles y recolector de desechos, respectivamente, por lo que no hará uso del derecho de apelación, aunque cree firmemente que fueron condenados sin que hubiese suficientes pruebas en su contra.
La fiscal Carmen Marina Ulmos también quedó conforme con la resolución, porque a su criterio, los reos no llenaban los requisitos para salir en libertad condicional y mucho menos en las condiciones en que lo estaba proponiendo el abogado, quien propuso que Steven Evett fuese a cumplir su libertad condicional en Londres. En el caso de Michael, la propuesta era que se quedara en Nicaragua, porque es casado con una nica.
Los dos extranjeros fueron capturados en Nicaragua a finales de 2003, como parte de una operación conjunta de la Policía Nacional y de la Interpol, dirigida al tráfico de drogas vía paquetes postales.