Nacional

Denuncian por violación a 2 oficiales de Migración

* Muchacha teme que protejan a individuos, pero sigue adelante con su caso * Directora de institución mantiene en sus cargos a acusados, pero aclara que no cuentan con privilegios * Víctima sufre fuertes traumas mentales, y es atendida en un hospital capitalino

Una joven funcionaria de la Dirección General de Migración y Extranjería denunció por violación sexual ante la Policía Nacional y el Ministerio Público a dos oficiales de esa misma institución adscrita al Ministerio de Gobernación.
La directora General de Migración y Extranjería, María Antonieta Novoa, confirmó la denuncia en contra de los dos funcionarios, pero evitó emitir criterios sobre el asunto, aduciendo que es mejor esperar la conclusión de las investigaciones del Ministerio Público. “Hay una denuncia y vamos a ver qué determina la Fiscalía, mientras tanto no me gustaría a mí emitir algún comentario, porque se trata de un asunto delicado en el cual lo más prudente es esperar”, dijo Novoa vía telefónica.
La funcionaria explicó que como directora de Migración no ha separado de sus cargos a los dos acusados por respeto al precepto universal de que toda persona es inocente mientras no se le demuestre lo contrario, y que hacer una acción en contra de ese sentido “implicaría dar por un hecho que los dos funcionarios son responsables de los delitos que se les imputan, situación que a mi criterio no sería justa”.
“Sancionarlos de previo no sería lo adecuado, recordemos que todo el mundo es inocente mientras no le prueben lo contrario, y por eso insisto en que lo más adecuado es esperar la conclusión de las investigaciones”, indicó la titular de Migración. La joven que hizo la denuncia, y que fue contactada por EL NUEVO DIARIO, expresó su temor de que la institución proteja a las dos personas señaladas, por pertenecer ambas al Consejo de Liderazgo Sandinista dentro de la institución.

Sin privilegios
Al respecto, la directora general de Migración explicó que desconoce que los implicados sean líderes del citado partido de gobierno, pero aseguró que de igual modo, aunque así fuese, eso no significa que ellos tendrían licencia para incurrir en hechos como los que les imputa la afectada y que no pase nada con ellos.

La denuncia
La denunciante tiene 22 años y trabaja en la Dirección de Fronteras de Migración como Inspectora de Albergues; los denunciados son Inspectores de Controles de Inmigrantes de la misma institución.
De acuerdo con averiguaciones de EL NUEVO DIARIO, la denuncia se puso en la Estación IV de la Policía Nacional el 26 de julio del corriente año.
De acuerdo con la joven, los hechos ocurrieron entre la noche del 25 de julio y el amanecer del 26.
Ese día, supuestamente, ella salió con su jefa inmediata, una capitana de apellido Guevara al bar Nororys, cercano al sector de Larreynaga, donde se instalaron en una mesa a platicar y a tomar algo.
Cuenta la denunciante --de iniciales FBH-- que ella no toma alcohol, y que estuvo tomando gaseosas y esperando la hora de trasladarse del lugar a otro sitio donde podría bailar. Que una vez en el lugar se presentaron sus dos compañeros de labores, de iniciales JC y FAR.
Que una vez en el lugar siguieron hablando y tomando, y que posteriormente se fueron del lugar en el vehículo de FAR. Que ella se quedó con los dos hombres que hasta entonces consideraba amigos de trabajo.
El examen de Medicina Legal fue enviado por la médica forense Mirna Rodríguez a la oficial Mildred Gómez Rodríguez, investigadora policial de la Comisaría de la Mujer y la Niñez, de la Delegación IV, luego de haber sido chequeada la muchacha en la Clínica 2 del Instituto de Medicina Legal a las 10 de la noche del 26 de julio.
Según la denuncia, el documento al que EL NUEVO DIARIO tuvo acceso, señala que a eso de las 10 de la noche los amigos fueron a dejar a la capitana a su vivienda, y ella quedó sola con los dos, y uno de ellos, supuestamente, estacionó el carro para tratar de besarla.
Dice ella que luchó y trató de zafarse, pero que fue dominada y llevada a un lugar del que no recuerda detalles con claridad, donde fue supuestamente abusada en varias ocasiones y donde ella perdió la conciencia.
Luego, dice el informe médico, supuestamente como a las 4 de la mañana, FBH se encontró en la parada de buses del Hospital “Lenín Fonseca”, y recuperó un poco la razón y buscó ayuda.
La primera evaluación médica, según la denuncia, determina que no hay evidencias de lesiones externas e internas, pero entre los hallazgos se detecta “estado emocional muy afectada y por momentos llorando”
El diagnóstico médico-legal concluye que la joven perdió la virginidad antes del incidente, que hay signos de penetración vaginal reciente, con laceraciones de la fosa navicular y edema de la zona.
El caso está a nivel de Fiscalía. Fuentes de la misma dijeron a EL NUEVO DIARIO que existe un testimonio en el caso donde supuestamente un teniente de la Policía reportó el momento cuando la joven, aparentemente en estado de anormalidad en su comportamiento, discutía con sus compañeros de labores la noche de ese sábado en una gasolinera de Ciudad Jardín.
El caso en el hospital fue reportado a la subcomisionada María Isabel Guevara, quien el 14 de agosto recibió una comunicación del área de Salud Mental del Hospital “Roberto Huembes”, firmado por el doctor Esteban López Aguilar, siquiatra y terapeuta tratante de la denunciante, donde confirma el ingreso de la joven el 26 de julio al régimen de “hospital agudo” con “tiempo indefinido de tratamiento médico”
La joven sigue bajo tratamiento médico en el hospital por fuerte traumas mentales, de acuerdo con fuentes médicas de dicho centro.