Nacional

Prisión a agresores de Máximo Rugama

* Juez consideró peligrosidad de hermanos atacantes * Bluefields encabeza agresiones contra periodistas

Prisión preventiva dictó en la audiencia preliminar el doctor Noel Velásquez, Juez del Juzgado Local de lo Penal de Estelí, contra los hermanos Claudio y Fredred Valdivia Flores, quienes el domingo último agredieron salvajemente al corresponsal de EL NUEVO DIARIO en ese departamento. La audiencia inicial será el próximo 19 de diciembre a las 9:30 a.m.
Rugama recibió golpes por parte de los hermanos Valdivia Flores cuando cubría un accidente de tránsito donde lamentablemente pereció el papá de los acusados.
La fiscal Tania Lara, al relatar los hechos suscitados en el kilómetro 141 y medio de la Carretera Panamericana Norte, solicitó la medida cautelar más grave para los acusados, porque estando en libertad podrían obstaculizar las investigaciones, y porque, además, atentaron contra la integridad física del periodista.
El juez Velásquez acogió los argumentos de la Fiscalía, tomando en cuenta la peligrosidad de los que atacaron al periodista en presencia de la Policía, y que si hubieran portado armas los hechos hubiesen sido más lamentables.
El defensor de los reos, Rolando López, dijo que ellos debieran ser eximidos, ya que al atacar a Rugama estaban perturbados por lo ocurrido a sus padres, pero en su cama de hospital, Rugama dijo que él no los ofendió de ninguna manera, y que ni siquiera el cuerpo de la víctima estaba en el lugar.
Los familiares de los acusados intentaron la tarde de ayer agredir al reportero gráfico Manuel Zapata, cuando realizaba su trabajo periodístico, e incluso realizaron fotografías de ambos reporteros y los amenazaron.

Gremio cierra filas en todo el país
Varios periodistas han alzado su voz, luego de las agresiones sufridas por el corresponsal de EL NUEVO DIARIO, ya que en muchas ocasiones los reporteros han sido amenazados. Es el caso de hombres y mujeres que ejercen el periodismo en la Región Autónoma Atlántico Sur, especialmente cuando dan cobertura a juicios contra narcotraficantes, funcionarios o personas que ostentan cargos de autoridad.
“La intolerancia en contra de la libertad de expresión y el irrespeto a los periodistas está llegando a niveles inaceptables”, señaló indignado Sixto Chamorro, un destacado reportero radial de Bluefields.
En tanto, Neyda Dixon, colaboradora de Canal 2, exigió que se castigue a los victimarios de Rugama, y al mismo tiempo hizo un llamado a medios oficialistas para que dejen de promover el odio contra los periodistas independientes.
Recientemente, varios periodistas de Bluefields han sido ofendidos y amenazados por familiares de individuos que han enfrentado procesos judiciales por casos de tráfico y almacenamiento de estupefacientes.
Incluso, un agente de Policía que fue procesado por la masacre de tres campesinos en la hacienda El Encanto, se refirió de forma grosera y amenazante hacia los reporteros que se encontraban presentes durante el juicio.

Policía aliada con delincuentes
La noche del 26 de agosto fue asaltado en Bluefields el corresponsal de EL NUEVO DIARIO en la RAAS, Heberto Jarquín Manzanares, a quien lo despojaron de su teléfono celular.
Jarquín denunció en la delegación policial e identificó plenamente al asaltante y a sus secuaces, pero insólitamente, el investigador de turno, Reinaldo Dávila, mejor conocido como “Cuñadito”, le explicó al corresponsal que esos chavalos (asaltantes) eran amigos y colaboradores de la Policía, y se comprometió a persuadirlos para que regresaran el aparato robado, cosa que nunca hizo, sino que más bien advirtió que Jarquín podía meterse en problemas si confrontaba directamente a los ladrones, porque éstos eran colaboradores de la Policía en el descubrimiento de expendios de crack.
La corresponsal de Canal 2 en la RAAS, Ileana Lacayo, exhortó a la APN, a la UPN y al Colegio de Periodistas para que sean más beligerantes ante la agresión que sufrió el colega Máximo Rugama.
Por su parte, la Unión de Periodistas de Nicaragua (UPN) condenó ayer la brutal agresión cometida contra Rugama en Estelí, e instó a todos sus capítulos a pronunciarse, y demandó que los agresores del corresponsal paguen el total de los gastos incurridos en la hospitalización y tratamiento médico del colega Rugama.
Leyla Martínez, Secretaria de Finanzas del Colegio de Periodistas de Nicaragua (CPN), informó que ese organismo ya comenzó a hacer lo suyo --en apoyo al corresponsal de END-- “en cuanto a ofrecerle una defensa (legal) y la ayuda que requerirá de cualquier índole”.
Los agremiados en la Unión de Periodistas de Nicaragua, filial de Nueva Segovia, manifestaron su solidaridad al periodista Máximo Rugama Castillo, y expresaron su indignación por la agresión que sufrió de parte de enemigos de la libertad de expresión e información, al tiempo que demandaron justicia para que esos hechos no se repitan.