Nacional

Magistrado Rodríguez defiende nuevo modelo


Eloisa Ibarra

El Presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), Gerardo Rodríguez, afirmó ayer que entre los abogados que recurrieron de amparo, en contra del Proyecto Piloto de Gestión de Despacho Judicial, existe “animus jodiendis”, porque dicho modelo obliga a litigar en iguales condiciones y no por medio de los “impulsos procesales”.
Rodríguez afirmó que algunos abogados están inconformes porque el nuevo modelo de Gestión de Despacho pone fin a los “impulsos procesales” y ahora todos tienen que litigar en iguales condiciones como establece la ley.
Indicó que algunos abogados se habían acostumbrado a que les tramitaran más rápido sus casos, sólo por tener mejores condiciones económicas, lo cual se ha terminado con el nuevo modelo.
Un grupo de abogados recurrió de amparo en contra del nuevo modelo de Gestión de Despacho Judicial por considerar que viola la Constitución, el Código Civil y atenta contra el derecho al trabajo que tienen los litigantes.
Según los abogados, los expedientes están estancados en la Oficina de Asuntos en Trámite y no pueden saber qué pasa, porque no tienen acceso a comunicarse con el juez y porque los secretarios judiciales han desaparecido, violando con ello el Código de Procedimiento Civil.
Al respecto, Rodríguez preguntó públicamente: “¿Qué tiene que hacer un abogado en una oficina de tramitación, o en el despacho del juez, si todo es por escrito?” Y no tienen por qué llegar a hablar de Madre Teresa de Calcuta con el judicial.
En conferencia de prensa, Rodríguez valoró de “hipersatisfactorio” el trabajo realizado por el TAM desde la entrada en vigencia del nuevo modelo de Gestión de Despacho Judicial.
Resaltó que al 14 de diciembre, se emitió un total de 2,060 sentencias, que arrojan una diferencia de 721 sentencias en comparación con 2006. De ellas corresponden 580 a la Sala Civil, 401 a la Sala Laboral y 678 a la Sala Penal, en expedientes el viejo Código Penal y 401 en nuevo Código de Procedimiento Penal (CPP).
A la misma fecha, el TAM, informó Rodríguez, resolvió 895 recursos de amparo: 328 de la Sala Civil y 567 de la Sala Penal. Señaló que de acuerdo con las metas propuestas, la Sala Penal Uno experimentó un sobrecumplimiento del 25 por ciento, en lo que respecta a la resolución de sentencias del viejo código, y un sobrecumplimiento del 97 por ciento del CPP.
La Sala Civil Uno resolvió un total de 286 sentencias, 133 más en comparación con el año pasado la Sala Civil Dos, 294 sentencias, 28 más en relación al 2006. La Sala Laboral resolvió 401 sentencias.
Rodríguez afirmó que el nuevo modelo ha servido para brindar una justicia más ágil y transparente.