Nacional

Sangriento tiroteo en centro comercial de EU

* Un hombre comenzó a disparar dentro del local atiborrado de clientes * Incidente se produjo en la ciudad donde ese día el presidente Bush participaba en un acto electoral * El más reciente de una serie de tiroteos en Estados Unidos, donde crece debate sobre el control de las armas de fuego

Al menos nueve personas murieron y otras cinco resultaron heridas este miércoles cuando un hombre comenzó a disparar con un arma de fuego dentro de un centro comercial de Nebraska (centro de Estados Unidos), informó la Policía.
“Hemos confirmado nueve personas que (...) murieron”, entre las que estaría incluido el presunto tirador, que habría actuado en solitario, informó en rueda de prensa la sargento Teresa Negron.
Al menos cinco personas sufrieron heridas y fueron llevadas a hospitales del área, indicó Negron.
La sargento explicó que el tirador usó un rifle. “Ya aseguramos y despejamos la mayor parte del centro comercial”, agregó.
Empleados y compradores abandonaron el centro comercial o se encerraron en el interior de las tiendas luego de que se escucharan docenas de disparos en la tienda por departamentos Von Maur.
Compradores y trabajadores describieron un escenario escalofriante. “La gente enloqueció”, dijo a la AFP un empleado de las joyerías Whitehall, que no quiso ser identificado.
“Escuchamos unos 35, 40 disparos, y cuando salíamos vimos a alguien caído en las escaleras, sangrando”, dijo a la estación de televisión local KETV la testigo Jennifer Cramer.
“Me preparaba para volver a trabajar y de repente escuché estas detonaciones (...) se oía como alguien detonando fuegos artificiales”, dijo otro testigo a KETV, que agregó: “Corrí para alejarme de lo que fuera que sucedía”.
Había llegado Bush
El tiroteo se produjo cuando el presidente estadounidense, George W. Bush, regresaba a Washington luego de dar un discurso en un acto de recaudación de fondos del Partido Republicano en Omaha.
El incidente en Nebraska fue el último en una serie de tiroteos en Estados Unidos, donde existe un debate sobre el control de las armas de fuego, cuyo porte es un derecho garantizado por la Constitución.
El mes pasado dos personas fueron encontradas muertas en un aparente asesinato y posterior suicidio en un centro comercial en Texas (sur).
Además, este año se han registrado numerosos tiroteos en centros educativos. El más trágico ocurrió en Virginia Tech en abril, cuando un estudiante de origen surcoreano mató a 32 personas, y al final se suicidó.
La Policía Federal (FBI) reportó en septiembre que en Estados Unidos se produjeron más de 1.4 millones de asesinatos, violaciones, robos y asaltos en el último año, lo que significaría un crimen violento cada 22 segundos.
El número de víctimas de estos crímenes violentos en Estados Unidos el año pasado fue el equivalente a la población de, por ejemplo, el estado europeo de Estonia o el africano de Gabón.
La tasa de crímenes violentos subió 1.9% en 2006 respecto de 2005. Los asesinatos crecieron 1.8%, alcanzando casi 15,000 casos.