Nacional

Vicealcalde advierte a sindicalistas de ALMA


Edgard Barberena

Paralizar la oficina de recaudaciones de la comuna de Managua, incluyendo el sistema de telepagos y el de pagos por internet, no sería una actitud correcta de los sindicalistas en su lucha por lograr un incremento salarial del 30%, y eso sería mal visto por los habitantes de Managua, dijo ayer el vicealcalde, doctor Nery Leiva Orochena.
“Si ellos (los trabajadores) se van a una huelga, nosotros esperaríamos que termine esa huelga y continuaríamos trabajando sin ningún problema”, añadió el “número dos” de la comuna capitalina.
Sobre las negociaciones que se llevan a cabo con los sindicalistas de la comuna, Leiva Orochena dijo que las mismas están avanzando, y “ellos (los trabajadores) están claros de que es bastante difícil llegar a la petición que plantean de un 30% de incremento salarial”.
El vicealcalde dijo que “nosotros le hemos planteado a ellos dos propuestas: una del 10%, por un lado, y un 5% para otro nivel de trabajadores”. El incremento del 10% sería para favorecer a aquellos trabajadores que están expuestos a sufrir enfermedades, ya que son los que andan haciendo limpieza en los cauces.
Expresó que la demanda salarial del 30% representa para la Alcaldía 53 millones de córdobas “para lo cual no tendríamos capacidad financiera, porque no hay otras fuentes de ingreso, y la única manera sería eliminar varios proyectos que tiene previsto ejecutar la comuna el próximo año en los barrios”.
“Esos 53 millones de córdobas (que los sindicalistas demandan) significaría quitarle a tres distritos de Managua (el V, VI y III) todos sus proyectos de obras menores, y por eso nosotros les estamos planteando un ajuste salarial de 13 millones de córdobas, en el entendido de que ellos este año ya recibieron un ajuste salarial del 13 y del 15%”, señaló el vicealcalde.