Nacional

No funcionará “dedazo” con los jueces de familia


Eloisa Ibarra

El presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Manuel Martínez, indicó ayer que la selección de cuatro jueces de familia constituye un proceso piloto de lo que será la implementación de la Ley de Carrera Judicial.
La CSJ se encuentra en la etapa final del proceso de selección de los cuatro jueces de familia, organizado por el consultor de la CSJ, Manuel Pascual de Riquelme, quien aseguró la transparencia, rigor y seriedad que ha existido desde el comienzo.
A partir del próximo 14 de enero se convocará a los 84 postulantes que hicieron el examen teórico para leer los exámenes, y los que tengan las cuatro mejores calificaciones quedarán como jueces propietarios y el resto serán suplentes.
Martínez justificó la implementación de un proceso de selección para jueces de familia, mientras el resto de jueces se continuará seleccionando directamente por los magistrados, en el hecho de que en los
primeros era una necesidad.
Meses atrás, la cooperación española condicionó el financiamiento de dos de los cuatro juzgados de familia, en que la selección se hiciera a través de concurso y siguiendo parámetros de mérito y capacidad.
Martínez indicó que este proceso ha sido una práctica para la futura implementación de la Ley de Carrera Judicial, cuya vigencia total depende de la aprobación de la normativa que aún discute el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial.
Pascual, consultor para la normativa de la Ley de Carrera Judicial, reconoció que el proceso de selección de los cuatro jueces de familia demorará unos once meses, pero una vez que se implemente, para la Carrera Judicial se simplificará a la mitad.
El presidente de la CSJ dijo que lo principal de la Ley de Carrera Judicial es que da un marco jurídico; una evaluación al desempeño con cuyo resultado se establecerá el escalafón, ascensos y demociones. Reconoció que el proceso de implementación de la Ley no será de la noche a la mañana, como sucede con todas las leyes, pero lo más importante es que garantizará la estabilidad laboral que demandan los funcionarios judiciales.
No obstante, la CSJ aún no ha establecido cuál será el proceso a seguir para la evaluación al desempeño de todos los funcionarios
del Poder Judicial, y que deberá de servir de parámetro para determinar quiénes pueden continuar en sus cargos.
Pascual indicó que lo relativo a la evaluación al desempeño es algo que aún está sobre la mesa, y hay que tomar una decisión sobre qué tan intensa será la evaluación o la revisión de expedientes de los funcionarios actuales.