Nacional

Gobierno instaura CPC para víctimas de guerra

* Idea es aglutinar a 25,000 ex combatientes y lisiados para cumplirles acuerdos de paz de 1990

El gobierno de Nicaragua logró organizar e instaurar en todo el país 70 comisiones de ex combatientes, lisiados de guerra y otros afectados por el conflicto bélico de los años 80, según reveló Nelson Artola, delegado personal del presidente Daniel Ortega ante la Comisión de Verificación, Reconciliación, Paz y Justicia “Cardenal Miguel Obando y Bravo”.
Según Artola, la organización de las víctimas de guerra se da en el marco de las funciones de la comisión que preside el cardenal Miguel Obando y Bravo, la cual fue creada por Daniel Ortega el nueve de mayo pasado para buscarle solución a las demandas de los desmovilizados y lisiados de guerra.
Nicaragua enfrentó una guerra civil de diez años entre el Ejército Popular Sandinista y tropas de la Resistencia Nicaragüense que eran financiadas y organizadas por la administración de Estados Unidos.

100 mil víctimas
Según el cálculo oficial del gobierno nicaragüense, dado a conocer ayer por Artola, 50 mil personas murieron en el conflicto, más de 50 mil fueron afectadas como lisiadas, huérfanas y viudas. Cerca de 200 mil personas de desmovilizaron hasta 1990, dijo el funcionario del gobierno sandinista.
De acuerdo con Artola, la organización de las comisiones de los ex combatientes y sus familias es gracias a la gestión del cardenal Obando, y tiene el objetivo de buscarle el cumplimiento de los acuerdos con beneficios a desmovilizados de la Resistencia, retirados del Ejército y Gobernación, discapacitados de guerra, viudas y madres de soldados caídos.
Las 70 comisiones instauradas, señaló Artola, fueron organizadas con apoyo de alcaldes, líderes religiosos y autoridades locales con la idea de aumentar las pensiones a las víctimas de la guerra y proveerle otros beneficios como tierras y financiamientos para la producción.

Promesa millonaria
Artola dijo que este año el gobierno aumentó las pensiones a 21,400 beneficiarios registrados en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social. “Pero la meta es llegar a beneficiar a 25 mil personas”, precisó el funcionario.
El también presidente ejecutivo del Fondo de Inversión Social de Emergencia prometió que el próximo año aumentará en 100 millones de córdobas más las pensiones que este año se aumentaron del 30 al 100 por ciento para los beneficiarios.
“Es una promesa, no un engaño”, expresó Artola durante el encuentro en que la citada comisión que preside Obando y Bravo presentó los avances del gobierno en solución a las demandas de las víctimas de guerra, ante el cuerpo diplomático acreditado en Nicaragua. Los 100 millones de aumentos saldrían de la cooperación externa.