Nacional

Niño grave al estallarle una bomba de mecate

* Ocurrió el jueves en Masaya y el menor perdió un ojo * El pronóstico del menor es reservado

Melvin Martínez

La pólvora que para muchos representa la alegría de las festividades de Navidad y Año Nuevo, ocasionó el primer accidente de gravedad en el departamento de Masaya.
El niño Francisco Guzmán Flores, de 6 años, resultó gravemente lesionado al manipular una bomba de mecate durante la celebración del inició del novenario de la Purísima.
El menor fue trasladado con quemaduras de tercer grado al Hospital “Humberto Alvarado”, de la Ciudad de las Flores, y luego fue referido al Centro Nacional de Oftalmología de Managua, donde su atención es de pronóstico reservado, dijo la vocera del Minsa, Maritza Tellería.
Según la fuente, un descuido de los padres ocasionó el accidente este jueves. El menor pedió uno de sus ojos.
“Lo más intenso del uso de la pólvora está por venir, los controles sobre los expendedores van a ser reforzados.
Este caso debe ser una alerta para los padres de familia, que no permitan que sus hijos manipulen juegos pirotécnicos”, dijo el doctor Juan José Amador, Director de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud.
La Policía Nacional, Bomberos, Alcaldías y el Minsa, anunciaron un plan especial para prevenir accidentes en la fabricación, transporte, comercialización y manejo de la pólvora durante las festividades de la Gritería y Navidad.
La Policía dispondrá de dos mil 500 policías que contarán con 87 medios motorizados y 120 aparatos de comunicación.