Nacional

Apresan en Francia a asesino de gays

* Operó durante 22 años y Policía gala todavía se resiste a llamarle “asesino en serie” porque no ha admitido los crímenes

París / EL PAÍS
La Policía francesa detuvo el martes a Nicolas Penard, de 68 años, sospechoso de haber asesinado al menos a 18 personas, la mayoría homosexuales, entre 1980 y 2002. Penard, que fue arrestado en su domicilio de Mulhouse, en Alsacia, y trasladado a la comisaría de Montbéliard, donde también fue trasladado el que fuera su amante y que podría ser su cómplice: Slim Fezzani, de 43 años, que cumple actualmente una condena de 20 años de prisión por el asesinato en 1999 de un agente de seguros en la localidad de Riedisheim.
La Policía retuvo, asimismo, a otras 10 personas para ser interrogadas, de las que cinco siguen en las dependencias policiales. La investigación policial, inicialmente, se limitaba a sólo seis crímenes, pero tras la detención de Penard la cifra de asesinatos de los que se le supone autor ha subido hasta 18.
Según explicaba ayer el rotativo L'Alsace, los crímenes que se le atribuyen tenían todos un mismo modus operandi. Las víctimas eran primero apuñaladas y luego rematadas con fuertes golpes en la cabeza. Los cadáveres aparecían parcialmente desnudos con la cara cubierta.
Penard era conocido en los cabarets de Alsacia y el Franco Condado, así como en las zonas limítrofes de Alemania, donde trabajaba como travestido. Tiene antecedentes penales por robo. Fezzani, que llegó a Francia a principios de la década de 1980 procedente de Túnez, practicaba la prostitución.

22 años de crímenes
En el proceso por el asesinato del agente de seguros, el tribunal de Colmar estableció que Fezzani no había actuado solo, pero no se pudo conocer el nombre de su cómplice porque el acusado mantuvo un silencio total.
Fue a partir de este crimen que se inició la investigación que ha llevado hasta Penard. Según L'Alsace, 11 asesinatos fueron cometidos en Alsacia, cuatro en el Franco Condado y tres en la región de París. El primer crimen se produjo en 1980 y el último en 2002.
El procurador de Montbéliard que lleva el caso, Jean Martin Jaeglé, insistía ayer en que, por el momento, los cargos se reducen a los seis asesinatos por los que fue abierta la investigación, y pidió a los medios de comunicación que eviten referirse a “asesino en serie”. “De momento”, añadió el procurador, “no ha reconocido los hechos y no tenemos pruebas de su culpabilidad”.