Nacional

Nuncio recibe Orden “José de Marcoleta”


Luis Alemán

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, otorgó la Orden “José de Marcoleta” en el Grado de Gran Cruz a su eminencia reverendísima, monseñor Jean Paul Gobel, Nuncio Apostólico de la Santa Sede, al acercarse el término de sus funciones diplomáticas en el país.
Para el Canciller de la República, Samuel Santos, la Orden es un reconocimiento de Nicaragua “a las personas que dejan frutos duraderos”, luego de destacar la labor del Nuncio en el mantenimiento de las relaciones entre la Santa Sede y Nicaragua.
Jean Paul Gobel, en su discurso de agradecimiento por la condecoración recibida, mostró su satisfacción por las relaciones que mantiene Nicaragua con la Santa Sede, las que calificó como “muy cordiales”, parecidas a las relaciones que “mantiene un viejo matrimonio”.
“Nosotros siempre hemos mantenido con los gobiernos de Nicaragua relaciones fluidas, buenas y leales”, dijo monseñor Gobel, quien mostró su voluntad a continuar esas relaciones “en el respeto mutuo”.
Gobel dijo que Nicaragua es como un organismo vivo que pasa por momentos serenos y “a veces con gripe”, al graficar el estado en el que deja el país tras finalizar sus funciones como representante de la Santa Sede.
En una clara referencia a la situación de crisis institucional que vive el país, Gobel dijo que Nicaragua, como todo organismo vivo pasa por momentos difíciles, pero mostró sus esperanzas que esa “gripe con el tiempo se cure”, esa gripe para Gobel, es sólo “un cambio de estación”.
Confirmó que el nuevo Nuncio Apostólico Henryk Josef Nowachi, de nacionalidad alemana, nombrado ayer mismo por el Santo Padre, llegará al país en febrero próximo. “Hasta ahora es Nuncio en Eslovaquia y Nicaragua será su segundo puesto como Nuncio”, dijo monseñor Gobel.