Nacional

12 mil aplican para laborar en Costa Rica

* Impresionante éxodo de mano de obra que mira también hacia Panamá * Cámara de la Construcción de Nicaragua expresa su preocupación

Rafael Lara

Hace tan sólo cuatro semanas que el Ministerio del Trabajo (Mitrab) y la Central Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar” (CST) acordaron facilitar solicitudes a 10 mil obreros de la construcción que deseen ir a trabajar a Costa Rica, y hasta el momento se han llenado 12 mil fichas de solicitud.
Según Luis Barboza, presidente de la CST y secretario general del Sindicato Nacional de la Construcción, actualmente ya sobrepasaron el 20 por ciento de lo solicitado por la Cámara Costarricense de la Construcción, a través del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social de Costa Rica.

Acuerdo aún sin concretar
A las 12 mil solicitudes se pueden agregar 700 de los obreros de Bluefields que abordaron el martes a la ministra Jeannette Chávez, durante su visita a la Región Autónoma del Atlántico Sur.
Esto, a pesar de que el acuerdo entre las instituciones no se ha concretado. “La ministra Jeannette Chávez, como titular del Mitrab, recientemente envió un documento que presenta las condiciones para que prevalezcan los derechos laborales de los obreros nicaragüenses, sin embargo aún no han remitido contestación. Seguramente están haciendo sus estudios de costo y estamos en espera”, dijo Barboza.
De firmarse el acuerdo laboral, las empresas vendrán a Nicaragua para que los solicitantes llenen sus contratos personales.

También mirando a Panamá
Por otra parte, Barboza comentó que están seguros de que no será la única solicitud de Costa Rica, pero como sindicalistas también están haciendo gestiones para solicitar a sus homólogos panameños la posibilidad de que se contrate mano de obra nicaragüense para la ampliación del canal de Panamá.
Costa Rica tiene mayores posibilidades de desarrollo por la inversión turística en las zonas de Guanacaste y otras regiones de ese país. En agosto, el diario La Nación publicó que necesitaban 85 mil trabajadores, de estos 65 mil para la agroindustria y 20 mil para la construcción.
“Desde hace 16 años las cifras de desempleo se vienen disparando en Nicaragua, y si en este gobierno se han creado 50 mil nuevas plazas de trabajo, eso no es nada, porque el problema es que anualmente entran al mercado laboral 100 mil nuevas personas con capacidad productiva. Ni en la década de los setenta ni en los ochenta recuerdo haber visto a tanta gente migrando”, comenta el sindicalista, quien agrega que ahora los nicaragüenses optan por buscar trabajo en otros países, porque aquí no hay”.

Gobierno debe preocuparse
Por su parte, el doctor Bruno Vidaurre, Gerente General de la Cámara de la Construcción, comentó que su organización está preocupada por la fuga de mano de obra del país, tanto calificada como no calificada en el sector construcción, ya que en la actualidad hay un repunte de proyectos de inversión en infraestructura.
“Esto en algún momento nos afectará. Como respuesta, lo que se debe hacer es ofrecer al trabajador mejores condiciones salariales, y en salud e higiene ocupacional”, expresó el doctor Vidaurre.
Añadió que como organización ellos están cumpliendo con los acuerdos establecidos con los sindicatos y el Mitrab. Además, hoy volverán a sentarse en la mesa de negociaciones para el incremento del salario mínimo.
“Lo cierto es que la preocupación no debe ser sólo de la Cámara de la Construcción, pues en esta migración van obreros, tanto del sector de la Construcción como del sector Agroindustrial y del sector Servicio. Esto debe ser una alarma para el gobierno, pues se está afectando a toda la nación”, dijo.