Nacional

CSJ debe 10 millones de córdobas a jurados


Eloisa Ibarra

El director financiero administrativo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Róger Espinoza, reconoció que el pago a los jurados es un aspecto sensible, pero que el déficit presupuestario que acarrean desde el inicio no les ha permitido pagar cumplidamente.
La CSJ adeuda diez millones de córdobas a los ciudadanos que han sido jurados desde mayo a la fecha, lo que según Espinoza ha provocado problemas debido a que la gente no quiere asistir a los llamados.
Explicó que para poder efectuar los jurados, los jueces desinsaculan hasta cien personas, de las cuales sólo asiste un diez por ciento, tomando en cuenta también las malas direcciones y los cambios de domicilios que impiden localizar a los citados.
Indicó que la CSJ comenzó 2007 con déficit de 136 millones de córdobas, lo que ha repercutido a lo largo del año en el abastecimiento de papelería, mantenimiento de edificios y el pago a los jurados.
Hace tres semanas las personas que reclaman el pago iban a llegar en manifestación a la CSJ para exigir que les cancelen, pero después desistieron y se está tratando de abonar un poco, pero siempre quedarán con un saldo alto, dijo Espinoza.
Anualmente el pago de jurados es de unos once millones de córdobas, y tienen una acumulación desde mayo. Aunque es un área sustancial, reconoció Espinoza, ha habido situaciones que han obligado a destinar recursos, como la implementación del nuevo modelo de Gestión de Despachos Judiciales, que iba a costar dos millones en el plan piloto, y significó unos siete millones porque se implementó en todos los juzgados.
La CSJ también tiene problemas con el pago a los proveedores, quienes han pedido un porcentaje de su pago para seguir brindando sus servicios. Espinoza indicó que la Corte era una de las instituciones del Estado más cumplidas en los pagos, pero esa imagen se ha deteriorado debido al déficit presupuestario.
Los problemas de déficit continuarán en el 2008, dijo Espinoza, porque de 1,644 millones de córdobas solicitados, el Ministerio de Hacienda asignó 1,050 millones, lo que significa un déficit de 400 millones.