Nacional

Omar Cabezas dispuesto a defender a mujeres de Red


Luis Alemán

El procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Omar Cabezas Lacayo, se mostró dispuesto a apoyar a las mujeres de la Red contra la Violencia, denunciadas ante el Ministerio Público por delitos conexos al caso de “Rosita”; mientras Roberto José Petray, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos, acusó a las integrantes de la Red de utilizar el tema político como escudo para desviar la atención sobre la verdad en el caso de la menor violada.
“Si les quieren hacer daño sin ninguna causa, ¿cómo no voy a apoyar a la Red?”, aseguró Cabezas, para quien resulta imposible jurídicamente una acusación. “Creo que no se puede acusar, no es correcto ni posible jurídicamente”, aseguró. En tanto, el ex procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Benjamín Pérez, afirmó que las mujeres de la Red debieron al menos pedir disculpas al campesino costarricense, Alex Barquero Cascante, a quien expusieron al escarnio y estigma social al acusarlo como el violador, cuando en realidad era inocente.

Fueron engañadas, dice Pérez
“Lo menos que se puede hacer es pedir disculpas”, dijo Pérez, quien a pesar de sus señalamientos aseguró que sigue creyendo que las mujeres de la Red contra la Violencia actuaron de buena fe y fueron “engañadas vilmente por el verdadero violador”.
Pero eso no es compartido por Petray, quien insistió ante EL NUEVO DIARIO que la Red de Mujeres conoció “desde un inicio los verdaderos hechos y que se convirtieron en cómplices y encubridoras del delito de violación”.
El director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos, al ser consultado sobre por qué hasta ahora hacía los señalamientos contra la Red de Mujeres, lanzó la pelota contra el Estado, al que señaló de “faltarle las agallas”. Recordó que es al Estado a quien le corresponde tutelar los derechos de los ciudadanos, “pero como le falta agallas para meterse con los ONG, lo hacemos nosotros”, aseguró, tras justificar que esperaron tanto tiempo para hacer la denuncia “hasta que tuvimos todos los documentos necesarios que la sustentara”.
Rechazó que el organismo que dirige esté buscando réditos publicitarios con la denuncia. “No buscamos publicidad”, aseguró, y recordó que la Anpdh tiene personería jurídica aprobada desde 1990. “Son 17 años de trabajar en Derechos Humanos y sin tener ninguna bandera política”, indicó, tras señalar que jamás se han sentado “con los gobiernos, menos que nos pongamos un sombrero político”.
Para el ex Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, doctor Benjamín Pérez, las miembros de la Red Contra la Violencia que lideraron el caso de “Rosita”, “actuaron con buena intención, buena voluntad, anduvieron de buena fe “nada menos que con el verdadero violador, me imagino que deben sentirse azoradas, no es nada grato haber andado con el delincuente, supuestamente, protegiendo a la niña del pobre campesino tico”, señaló.