Nacional

Ejército busca armas rusas

* Mientras tanto, negociaciones con EU por canje de misiles soviéticos siguen congeladas

El Ejército de Nicaragua busca abastecerse de armas rusas, y para ello ya se han formado comisiones de negociación, según reveló ayer el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Nicaragua, general de Ejército Omar Halleslevens.
Según el alto jefe militar, las conversaciones iniciaron con el viaje del canciller Samuel Santos a Rusia (entre el 17 y 21 de noviembre), adonde llegó acompañado del Inspector General del Ejército, mayor general Ramón Calderón Vindel.
“Quiero decirles que nosotros hemos manejado relaciones con los rusos todo el tiempo, es histórica, y los rusos han mantenido una delegación militar permanente (en Nicaragua); quiero decirles que el mantenimiento aéreo y remotorización ha sido con la compra de motores rusos, el mantenimiento de los tanques y las BM 21 (artillería de largo alcance), es con esa cooperación con los rusos”, dijo a modo de introducción el general cuando se le preguntó ayer sobre las conversaciones con los militares europeos.
Antes del viaje a Rusia de la comisión nicaragüense, las autoridades de las cancillerías de ambos países habían anunciado que en la agenda de conversaciones estaba el abastecimiento de armamento y repuestos para equipos militares del Ejército de Nicaragua.

Rusos confirman
El canciller Samuel Santos gestionará el suministro de material bélico, así como maquinaria y equipos rusos, en una gira que tiene como propósito profundizar los nexos económicos y comerciales entre Nicaragua y Rusia, según informó en su momento el portavoz de la Cancillería rusa, Mijaíl Kamynin, a la agencia de información Novosti.
“Hoy por hoy se están abriendo nuevas posibilidades, ha habido una comisión de Nicaragua que va presidida por el canciller, nosotros hemos empleado al inspector general Calderón, ha habido pláticas, algunas conversaciones, y creo que se va a ampliar, se puede ampliar la cooperación con los rusos en ese renglón (armas)”, comentó ayer el general Halleslevens.
En los años ochenta, durante el primer gobierno del presidente Daniel Ortega, Rusia y los países que componían la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, suministraron armas al Ejército nicaragüense para combatir a los rebeldes financiados por Estados Unidos.

EU calla sobre misiles
Mientras el gobierno busca armas rusas, el general Halleslevens señaló que desde octubre pasado no ha habido reunión con las autoridades de Estados Unidos para tratar el canje de misiles soviéticos tierra-aire que el Ejército posee en su arsenal, a cambio de tecnología médica.
“La reunión fue una primera (en octubre), entiendo que habría una segunda reunión, estamos esperando, si hubiera algún contacto, alguna posibilidad, mucho mejor si es del Ejército, tengan la seguridad que ustedes van a conocerla”, dijo al respecto el general.
Las negociaciones sobre este aspecto iniciaron entre el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y una delegación estadounidense encabezada por el subsecretario adjunto de Estado de la Oficina de Asuntos Político-Militares, Richard Kidd, y el embajador de Washington en Managua, Paul Trivelli.
Ahí se discutieron los detalles de un futuro acuerdo para la destrucción de 651 cohetes tierra-aire soviéticos a cambio de aparatos médicos de alta tecnología. En los arsenales del Ejército de Nicaragua hay 1,051 cohetes, de los cuales Ortega quiere conservar 400.
Las declaraciones del general Halleslevens se dieron durante la conmemoración del Día del Soldado de la Patria, ocasión en que las Fuerzas Armadas rinden honor a los miembros del Ejército que ofrendaron sus vidas en el cumplimiento del deber.
Durante el acto se condecoró a militares nacionales y extranjeros que se destacaron en las emergencias provocadas por el huracán Félix, así como embajadores, agregados diplomáticos y personalidades de las instituciones que apoyan al Ejército.