Nacional

Solicitan otra orden de captura contra Fiallos

* Pedirán a Policía Nacional lo atrape con auxilio de la Interpol

Lizbeth García

En audiencia oral y pública, la Procuraduría de Justicia y la Fiscalía solicitaron ayer una nueva orden de captura internacional para el ex presidente ejecutivo de Correos de Nicaragua, Alejandro Fiallos, porque ya lo tienen ubicado en Miami.
El procurador César Guevara le pidió a la juez Sexto Penal de Juicio, Ingrid Lazo, mande a capturar a Fiallos en la siguiente dirección: 9335 SW, 117 Avenida de Miami, Florida 33186.
La juez Lazo explicó que en vista de que ya existe una orden de captura girada por la titular del Juzgado Sexto Penal de Audiencias, Gertrudis Arias, desde el 20 de septiembre, lo que hará es enviarle comunicación a ella para que a su vez gire instrucciones a la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, a fin de establecer una coordinación con la Policía Internacional (Interpol) y localizar al prófugo. Fiallos está acusado por la supuesta autoría del delito de malversación de caudales públicos y peculado en perjuicio del Estado y Correos de Nicaragua, hasta por 890 mil 691 dólares, pero a la fecha no ha comparecido a enfrentar la justicia porque, según él, no tiene garantías de que va a tener un juicio justo, y lo van a humillar encarcelándolo, aunque después lo tengan que liberar “porque no he cometido delito”.
Aparte de Fiallos, también doña Gisella Quintana, ex funcionaria de Correos de Nicaragua, tiene orden de captura pendiente. Supuestamente ella se encuentra en California por razones de salud.
De los doce ex funcionarios a quienes la Fiscalía y la Procuraduría acusaron por los mismos delitos que le achacaron a Fiallos, nueve se ampararon y dos están esperando juicio oral y público para enero de 2008, entre ellos Alejandro José Moncada Castillo, quien regresó al país para enfrentar la justicia.
Según la acusación del Ministerio Público, durante la administración de Pablo Ubilla (enero de 1997 a agosto de 2002), éste presuntamente ordenó a su gerente financiera abrir la “cuenta confidencial” número 15411720-8 en el Banco de América Central (BAC), en moneda extranjera, en la cual se depositaron US$ 890,691 de la institución, de la cual varios ex funcionarios se habrían beneficiado.
Supuestamente cuando Fiallos llegó a Correos de Nicaragua, el 9 de agosto de 2002, tuvo conocimiento de la existencia de la cuenta confidencial, y la usó para beneficios discrecionales suyos y de otros funcionarios, hasta que finalizó su período el 23 de marzo de 2003.