Nacional

Subastarán pueblo que está hipotecado

* Está ubicado en Córdoba, Argentina y fue erigido en terrenos que resultaron privados

Buenos Aires / EL PAÍS
La justicia es ciega, y en ocasiones sorda, y así se explica que un pueblo de 800 habitantes de la provincia argentina de Córdoba (en el centro del país) vaya a ser subastado casi en su totalidad ante el impago de una hipoteca suscrita hace años con un banco que en la actualidad es propiedad del español BBVA.
Los vecinos han pedido tiempo para negociar y han ofrecido como garantía la futura cosecha de aceitunas, pero un juez de Buenos Aires ha decidido culminar la demanda por impago presentada en 1996 por el entonces Banco Francés, haciendo caso omiso de las protestas vecinales y del escándalo originado en todo el país.
Así, a las ocho de la mañana (hora local) del próximo 18 de diciembre saldrán a la venta 2,216 hectáreas cultivadas pertenecientes a la empresa Olivares y Viñedos de San Nicolás.
El problema es que en el lote hay 20 hectáreas correspondientes al pueblo de Olivares de San Nicolás, donde residen 500 de los 800 vecinos del pueblo, y, para empeorar las cosas, se encuentran construidos la escuela, el ambulatorio médico, la comisaría de fútbol, el campo de deportes y hasta la iglesia.
‘Los vecinos están desesperados. Les sacan lo poco que tienen’, señalaba el martes Manuel Díaz, jefe comunal de la población.
El problema jurídico se produce porque la empresa propietaria del terreno donó 20 hectáreas al Gobierno provincial para que allí se construyeran viviendas --y así surgió el pueblo de Olivares--, pero el terreno está incluido en la escritura de la hipoteca que ahora debe ser ejecutada. Los habitantes de Olivares argumentan que no se pueden subastar propiedades del Estado, como por ejemplo la escuela y la comisaría, y se han ofrecido a comprar al menos la tierra en la que viven.
Las tierras subastadas suponen casi la única fuente de trabajo de la población y además no son ni mucho menos baldías. En Olivares se encuentra la mayor plantación del mundo de olivos orgánicos, con una producción anual que puede alcanzar los 7 millones de kilos de aceitunas.
Negociación
El presidente de la empresa, Jorge Pierrestegui, ha asegurado que está en marcha una negociación con el BBVA para saldar la deuda mediante el pago al contado de unos 560.000 euros y otros 140.000 con la próxima cosecha dentro de pocos meses --el hemisferio austral está al final de la primavera--, y ha calificado de ‘maldad’ la orden de ejecución dictada por el juez porteño dado que, según él, sería posible alcanzar un acuerdo la próxima semana. La empresa lleva presente en la zona desde 1930 y posee unas 9,000 hectáreas en total. Desde el BBVA se destaca que de producirse un acuerdo no tiene por qué haber subasta.
La posesión de la tierra es un asunto conflictivo en Argentina, donde abundan los ejemplos de utilización ilícita de tierras fiscales (públicas) vendidas sin permiso a privados. Este caso es el contrario: un terreno privado cedido a una administración pública --el gobierno de Córdoba, sin que se haya regularizado documentalmente dicha cesión--, lo que deja a los habitantes a merced de un complicado proceso legal.