Nacional

Inflación podría ser mayor al 14.5%

* Ya llegamos al 13 por ciento

Gustavo Alvarez

Es posible que la tasa de inflación, que según el Banco Central de Nicaragua (BCN) cerrará el año en 14.5 por ciento, suba aún más al finalizar 2007, aseguró Bayardo Arce, asesor presidencial en temas económicos, aunque señaló que el gobierno está tratando de contenerla.
Arce aseguró que la tasa de inflación, que mide el alza de los precios de los productos, ya llegó al 13 por ciento, un nivel que economistas independientes habían considerado como máximo para cerrar el año.
Sin embargo, cuando se le preguntó al funcionario hasta cuánto podría elevarse la tasa de inflación, dijo que el Banco Central hizo un estimado crítico, en el que aseguró que no pasaría del 14.5 por ciento.
Explicó que la inflación está determinada por varios factores; el externo, por el impacto del alto precio del petróleo y los internos, por la escasez de granos básicos que ocasionaron el huracán Félix y las inundaciones.
Arce afirmó que estos factores internos ya se están atacando, tratando de canalizar la producción agrícola nacional, que es uno de los aspectos que provocó la subida de los precios de los alimentos.
Además, mencionó el gesto responsable de varios sectores como el avícola, que anunciaron el congelamiento de los precios de los productos por dos meses y medio.
El funcionario aseguró que ha escuchado a los dirigentes del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, haciendo un llamado para no caer en la tentación de la especulación.
Señaló que todo mundo está previendo que el precio del barril de petróleo puede llegar a 100 dólares, pero si un empresario se pone a jugar con eso, aplicándolo a los precios internos, genera inflación.
“A la larga la inflación perjudica al mismo empresario y al pueblo nicaragüense, no al gobierno. El empresario debe tener una actitud muy responsable y creo que en lo fundamental la han asumido, a pesar de que puede haber algún comerciante inescrupulosos que haya acaparado, pensando que era el mejor momento para hacer negocio, pero en lo general hay una actitud muy responsable”, expresó.
Expresó que en este momento la inflación debería estar bajando, porque está bajando el precio de los alimentos.
El asesor presidencial indicó que la primera política que siguió el gobierno fue que con los productos que no había déficit interno, se les hizo un llamado para el control de precios por parte de ellos mismos y en los que no está la solución a lo interno, se redujo o eliminó temporalmente los aranceles a la importación, mientras el país se abastece de productos y se estabilizan los precios.
Medidas defensivas
Arce dijo que escuchó al presidente Daniel Ortega sobre un contingente de arroz proveniente de Taiwan, pero que desconoce la cantidad y las condiciones en que viene ese alimento.
Por su parte, el titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, Orlando Solórzano, dijo que las medidas adoptadas para frenar el alza de precios de los productos básicos son temporales y una defensa contra el impacto de la escalada alcista del valor de los alimentos y otros rubros.
Aseguró que se reunieron con diferentes sectores productivos, quienes no están interesados en que sigan ganando los acaparadores y especuladores, tratando de hacer que los alimentos lleguen a mejor precio a la población.
En el caso de los rubros básicos que no producimos y tenemos que importar, se tuvo que eliminar el arancel que se paga al importar el producto de manera temporal, para lograr que el precio deje de subir.
Entre los productos que se eliminó los aranceles está el frijol, la harina, la avena, la cebada y las pastas alimenticias.
También se acordó con los arroceros y los panificadores que mantendrían estables los precios de los productos hasta el inicio de 2008