Nacional

CPC al ataque en Mina El Limón

*** Señalan como instigador al responsable departamental del FSLN, Fonseca Terán, quien los mantiene como rehenes

Silvia Hernández

Líderes de los Comités de Desarrollo Comunitario (CDC) y pobladores del distrito minero de Larreynaga, Malpaisillo, denunciaron que están viviendo una situación de caos producto de las pugnas a raíz del surgimiento de los Consejos de Poder Ciudadano (CPC), que están tratando de destruirlos exigiendo que todos los proyectos que se impulsan en esas comunidades pasen a ser dirigidos por esa organización.
Heliodoro Guevara López, asesor legal de los CDC, dijo que en ese sector existe una compañía canadiense que genera algunos beneficios a las comunidades, consistentes en obras sociales, ayuda médica a la población, zinc para familias pobres, letrinas y el vaso de leche para los niños de escasos recursos económicos.
Los CPC, bajo métodos de presión, han colocado tranques a la entrada principal de la compañía para obligarlos bajo la fuerza a que acepten entregarles esos proyectos y quitarle legalidad a la organización comunitaria, donde está representada la mayor parte de los pobladores a través de los comités comarcales.
El asesor legal de los CDC explicó que en Mina El Limón existen diez Comités Comarcales; en Minvah uno, mientras en Santa Pancha hay otro que aglutina a 13 comunidades más, para un componente de 15 mil habitantes, a nivel del distrito, que están siendo afectados por los CPC.
“Queremos que el gobierno, que es el impulsor de estas organización CPC, tome cartas en el asunto, ya que el señor Carlos Fonseca Terán, Secretario Departamental por el Frente Sandinista, es quien dirige estas organizaciones que han venido a crear división a nivel de la población, señaló Guevara López..
Por su parte, el coordinador general del Comité de Desarrollo Comarcal de Mina El Limón, Bismarck López, dijo que lo que más le preocupa como dirigente es que la población pensaba que los CPC se iban a formar en esta zona para impulsar el progreso y desarrollo del pueblo, cosa que no fue así.
Denunció a Armando Olivas, Evenor Aráuz, Néstor Pérez y Nelson Betanco de pretender destituir su organización. López dijo que tiene una militancia de 30 años de trayectoria en el FSLN y que le duele ver cómo el partido en vez de unirse se está dividiendo cada día más en el distrito minero.
Refirió que algunos líderes y militantes del Frente Sandinista fueron expulsados por no compartir y no acatar órdenes de Carlos Fonseca Terán, quien está imponiendo su voluntad.
Manifestaron que ha sido una gran alegría para la comunidad nicaragüense y el sector minero el hecho de que la Asamblea Nacional haya derogado la creación de los CPC, que el gobierno pretende imponerle a la población.
Leyenda***
Foto: Oscar Cantarero/ pobladores de Mina Limón. jpg
Líderes de los Comités de Desarrollo Comunitarios del distrito Mina El Limón denunciaron que son rehenes de los CPC, cuyos miembros han colocado tranques a la entrada de la compañía canadiense para exigirles les entreguen todos los proyectos sociales a favor de las comunidades.