Nacional

Avellán y Téller se dan la mano

* Furibundo ex diputado nuevamente se disculpa

Lizbeth García

La posibilidad de que el ex diputado y reo Fernando Avellán, y el vocero del PLC, Leonel Téller Sánchez, “alcancen la paz jurídica” quedó planteada ayer, luego que ambos se estrecharan las manos cuando el juez Quinto Penal de Juicio, Sergio Palacios, dio por cerrado el juicio oral y público por lesiones, a falta de testigos, aunque la vista está prevista a continuar el 30 de noviembre.
Avellán ayer se disculpó de nuevo con Téller, a quien por primera vez desde que inició el juicio se le vio dialogando con el abogado defensor, Manuel Urbina, y su acusador particular, Alberto Ubilla.
El abogado del ex diputado no descartó la posibilidad de que en las próximas horas haya un arreglo que ponga fin al juicio.
“Yo creo que es lo más conveniente, lo más saludable, yo creo que sí. Ya hubo un primer acercamiento, es que ellos ven que la cosa no está fácil. Yo platiqué con ellos. Sí, yo creo que en las próximas horas podríamos concretar algo”, respondió Urbina cuando se le preguntó si habrá mediación en las próximas horas y sobre qué versaría la misma.
No obstante, el abogado señaló que por el momento sólo tiene la disposición de Téller de llegar a un acuerdo, lo que el vocero no confirmó ni negó. “Como ya el juicio empezó, no puedo exteriorizar opinión”, se limitó a decir Téller, cuando se le preguntó si existía o no disposición de mediar.
Su abogado, Alberto Ubilla, comentó que desde el principio la posibilidad estaba abierta, pero como el juicio ya empezó, dijo que no podía comentar nada para no influenciar a los miembros del jurado.
El juicio arrancó ayer en la mañana con la integración del tribunal. Llegaron 15 candidatos de los cuales siete fueron recusados sin causa y con ella, como el caso de doña Ligia Mendieta, quien conocía a Avellán porque es su vecina en residencial Las Colinas. De los ocho que quedaron, el juez Palacios seleccionó por sorteo a los seis miembros que decidirán la suerte del ex diputado.
Cuando Téller declaró como ofendido, dijo que Avellán lo amenazó con un arma el 23 de septiembre en la gasolinera de Las Colinas, y lo golpeó en la nariz cuando estaban en la Estación Cinco, pero de los testigos que declararon, nadie pudo ver la pistola.
El juicio se suspendió porque faltaron cinco testigos, incluyendo al forense Neil Hernández, y además falló la energía eléctrica en el recinto judicial.