Nacional

Alcalde Marenco ordena negociar con sindicatos

* Instruye al vicealcalde Leiva que inicie conversaciones

Edgard Barberena

El alcalde capitalino Dionisio Marenco instruyó ayer al vicealcalde, Nery Leiva Orochena, a iniciar negociaciones con las organizaciones sindicales de la Alcaldía de Managua que demandan un incremento salarial del 30%.
La decisión la anunció el alcalde después de que sindicalistas de UNE de la comuna invadieron el salón de sesiones del Concejo demandando al edil y a los concejales reajustar los salarios de los trabajadores que menos ganan en esa institución municipal.
Róger Cajina, Secretario General de la estructura de UNE en la comuna, se tomó el plenario antes de que el edil abriera la sesión extraordinaria, y demandó a las autoridades municipales comenzar a negociar un incremento salarial, porque con el costo de la canasta básica de los 52 productos que anda por los 7 mil 425 córdobas, los empleados de ALMA no puede comprar ni la cuarta parte de los productos de primera necesidad.
El tono irónico del edil no se hizo esperar, porque al responderle al sindicalista dijo que ellos se quedaron pequeños en demandar un incremento salarial del 30% porque “yo iba a pedir un incremento del 50%”.
El edil dijo que si hay plata producto del dinero que pagan los capitalinos, el incremento se puede dar, pero si los managuas no llegan a pagar los impuestos él no haría nada con autorizar los incrementos de salarios.
El único concejal que salió en defensa de las demandas de los trabajadores fue el liberal Calos Valle, quien hizo especial énfasis en los operarios de las cuadrillas de la comuna que son los que más fuerte trabajan y devengan menos dinero.
Valle también le dejó entrever a los empleados de la comuna que “es un privilegio tener trabajo en este país, porque hay más de 2 millones y medio de personas en Nicaragua que no ganan ni siquiera el salario mínimo y tienen que vender chicles, hay ingenieros y médicos que andan taxeando y ni siquiera ganan 100 córdobas al día”.