Nacional

Tribunal “reVeta”

*** “Jurisprudencia para Ripley: un organismo judicial impide formación de la ley y anula a todo un Parlamento *** Reacción no se ha hecho esperar, mayoría de diputados detiene funcionamiento de Asamblea y exige publicación de rechazo a veto contra legalización de CPC *** René Núñez se niega, pero hay amenazas de que mayoría en directiva y plenario lo destituyan y el país se suma en anarquía institucional

Ary Pantoja

Los diputados de las bancadas del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, amenazaron ayer con paralizar el trabajo del Poder Legislativo, luego que el presidente de este Poder del Estado, René Núñez Téllez, se negó rotundamente a mandar a publicar la Ley 630, mediante la cual se derogaron los Consejos del Poder Ciudadano, CPC.
La jefa de bancada de ALN, María Eugenia Sequeira, dijo que si Núñez insiste en no publicar la ley, “habrá que presionarlo de alguna manera, y esto (las presiones) se verá reflejado en las sesiones legislativas, simplemente no habrá Presupuesto para el año 2008 y posiblemente no haya más Junta Directiva”.
Sequeira no descartó la posibilidad de pedir la disolución de la actual directiva y elegir una nueva, dejando al margen a los sandinistas.
En similares términos se refirió el diputado del PLC y primer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, quien no descartó la destitución de Núñez y de toda la Junta Directiva para convocar a una nueva elección de autoridades legislativas.
Primer paso, obligar a Núñez
Navarro señaló que, de momento, la estrategia es que cinco de los siete miembros de la directiva emitan una resolución obligando a Núñez a publicar la ley o, en su defecto, que delegue esa responsabilidad en el primer vicepresidente, Luis Callejas Callejas.
Agregó que, conforme con el artículo 143 de la Constitución Política, y el artículo 120 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, Núñez está obligado a publicar la Ley 630.
Mientras tanto, el jefe de bancada del PLC, Maximino Rodríguez, no descartó la posibilidad de suspender el trabajo legislativo en lo que resta del año de labores, fijado hasta el 15 de diciembre, lo que significa que el Presupuesto para el próximo año no sería aprobado.
Los CPC son estructuras paraestatales que el presidente de la República, Daniel Ortega, pretende conformar para darle facultades ejecutivas, pero fueron derogados mediante una ley que luego fue vetada por el mandatario. El martes, 52 diputados rechazaron el veto presidencial y dejaron firme la derogación de los CPC, creando un nuevo conflicto entre poderes del Estado.
MRS moderado
Pese a haber votado en contra de los CPC, el presidente y diputado del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Enrique Sáenz, se mostró moderado y considera poco conveniente paralizar el trabajo legislativo, sobre todo, teniendo pendiente la aprobación del Presupuesto de 2008.
A juicio de Sáenz, habría que buscar otros mecanismos de presión para obligar a Núñez a publicar la ley. Sáenz tampoco se inclina por una disolución de la actual directiva, “para no crear un conflicto mayor” a lo interno del Parlamento.
Magistrados en capilla
Por otra parte, el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, dijo que la bancada del PLC “está revisando” la actuación de los magistrados de la Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua, donde quedó radicado el recurso de amparo en contra de la Ley 630.
Navarro acusó a los funcionarios judiciales de obedecer órdenes partidarias del Frente Sandinista, y señaló que, conforme con los resultados del análisis que hagan los asesores jurídicos del PLC, recurrirán ante la Corte Suprema de Justicia, CSJ, a través de una acusación formal.

¿Núñez en rebeldía?
El presidente del Poder Legislativo, René Núñez Téllez, dijo que no publicará la Ley 630, argumentando que la admisión del recurso de amparo por parte de los magistrados del Tribunal de Apelaciones de Managua se lo impide.
Núñez defendió la existencia de los CPC bajo el argumento de que no se han derogado. “Lo que se derogó es una reforma a la Ley 290 (Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo), para quitarle al (Poder) Ejecutivo la facultad de crear organismos paraestatales, en este caso los CPC... Los CPC están vigentes porque no están prohibidos por ley”, dijo Núñez.
“Mientras la Ley 630 (que deroga los CPC) no entre en vigencia, los CPC mantienen sus funciones y su vigencia”, insistió el Presidente del Poder Legislativo.
Por su parte, el diputado sandinista José Figueroa dijo que la Asamblea Nacional no tiene facultades para derogar los CPC, arguyendo violación a los derechos de los ciudadanos a organizarse y participar de las decisiones y políticas estatales, tal como lo manda la Constitución Política y la Ley de Participación Ciudadana.