Nacional

Cinco años de cárcel por descuartizar al cónyuge

* A defensores y organismos de derechos humanos, la pena les pareció “desproporcionada”

Máximo Rugama

ESTELÍ
Durante una audiencia especial de lectura de pena celebrada ayer en horas de la tarde en esta ciudad, la juez Especial de Distrito de Estelí, María Elsa Laguna Herrera, dictó cinco años de cárcel para la joven de iniciales K.K.H.T., por ser culpable de la muerte del estadounidense Kenneth Augustus Kinzel Jr., con quien sostenía una relación amorosa de quince meses. Con varios minutos de retraso y más de dos horas de sesión, la doctora Laguna Herrera leyó su sentencia condenatoria contenida en un largo expediente de casi cincuenta folios.
Establece que la muchacha debe pasar cinco años privada de libertad en una celda especial acondicionada para adolescentes en el Sistema Penitenciario Regional “Puertas de la Esperanza”. La judicial leyó la sentencia luego de que el pasado jueves 8 de noviembre, emitió un veredicto de culpabilidad por el delito de parricidio en contra del norteamericano.
K.K.H.T., que ahora tiene 18 años, enfrentó un juicio especial a puertas cerradas, en el Juzgado de lo Penal para Adolescentes, debido a que cuando le quitó la vida al norteamericano tenía 17 años.
El trece de mayo del año en curso, según las investigaciones, la muchacha le quitó la vida al estadounidense, y dos días después lo desmembró y lanzó sus partes a dos sitios diferentes de la zona rural de Estelí.
Fiscalía pidió seis años
El fiscal especial de menores Edgard Armando Aráuz, quien representó la parte acusadora en el juicio, advirtió que el Ministerio Público apelará a la sentencia de cinco años de cárcel que la judicial dictó contra K.K.H.T., porque ellos pidieron seis.
Por su parte, el defensor especial de menores, doctor Ernesto Matamoros, calificó de “desproporcionada” la sentencia que se impuso, partiendo de que ella tiene varios atenuantes a su favor.
La familia de la muchacha reaccionó molesta junto al defensor Matamoros, y pidió además que se esclarezca la muerte del bebé de la procesada, ocurrida en un albergue de Managua.
Roberto Petray, Coordinador de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh), dijo que las autoridades, al mandar a la joven al Sistema Penitenciario, violan los derechos del Código de la Niñez y la Adolescencia.