Nacional

CPC fuera de la ley

*** Organizaciones partidarias del partido gobernante quedan sin ninguna vida institucional *** Queda firme la reforma al artículo 11 de la Ley de Organización del Poder Ejecutivo, que otorgaba a los CPC participación en las decisiones de las instituciones estatales y municipales *** Se juntaron votos totales de PLC, ALN y MRS, más dos independientes

Ary Pantoja

Los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, creados por el gobierno a través de la Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo en enero pasado, quedaron ayer eliminados jurídicamente, luego que 52 diputados de la oposición rechazaron el veto presidencial de cualquier beligerancia institucional a la Ley 630, mediante la cual se derogaron estas organizaciones como parte estructural del Estado.
Después de más de tres horas de discusiones, los diputados debieron votar a oscuras, pues un apagón impidió utilizar la pizarra electrónica para verificar los resultados visualmente. Sin embargo, en lugar de oponerse, 37, de los 38 diputados sandinistas, decidieron no hacer uso de su derecho al voto; mientras que el legislador Gustavo Porras apoyó el veto.
Con la votación, los CPC dejan de existir como organismos de consulta del Poder Ejecutivo, y sólo podrán conformarse, si así lo desean, como estructuras partidarias del Frente Sandinista, sin ninguna facultad ejecutiva, sin presupuesto estatal y sin influencia alguna en las decisiones de los ministerios y cualquier otra entidad gubernamental, como pretendía el presidente Daniel Ortega.
Durante las discusiones previas a la votación, el diputado sandinista José Figueroa Aguilar, defendió la decisión de Ortega de crear los CPC, argumentando que la Constitución Política otorga tales atribuciones al Presidente de la República en su artículo 150.
Además, señaló que los artículos dos y siete de la Carta Magna establecen el derecho de los ciudadanos nicaragüenses a organizarse y participar, de la manera que lo estimen conveniente, en las decisiones del Estado.
En su alocución, Figueroa dijo que rechazar el veto presidencial significa una intromisión del Poder Legislativo en los asuntos del Poder Ejecutivo.
FSLN insiste en instalarlos
Para el próximo 30 de noviembre, están sujetos a conformarse oficialmente los CPC, pero los diputados de la oposición desde ya advirtieron que si algún ministro o cualquier otro funcionario obedece órdenes emanadas de estas estructuras o destina recursos financieros del erario a estos organismos, serán sancionados conforme las leyes del país.
El diputado del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, aseguró que a más tardar el viernes mandará a publicar la Ley 630, mediante la cual se reforma el artículo 11 de la Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo, eliminando los CPC.
“A partir del viernes, cualquier funcionario del Poder Ejecutivo que obedezca a los CPC o destine recursos estatales a estos organismos, será sujeto de las responsabilidades administrativas y penales correspondientes”, expresó Navarro.
Los diputados sandinistas advirtieron que con ley o sin ella, los CPC se organizarán, “porque el pueblo tiene derecho a participar en las decisiones gubernamentales de la mejor manera que lo desee”.
Los mismos de hoy
El diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense; ALN, Ramiro Silva, recordó a sus colegas que ayer rechazaron el veto presidencial, que fueron ellos mismos quienes en enero aprobaron la reforma al artículo 11 de la Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo (Ley 290), en el que le otorgaron la facultad al presidente Ortega para crear los CPC.
Posteriormente, los diputados aprobaron la Ley 630, mediante la cual volvieron a reformar el artículo 11 de la Ley 290 con el fin de derogar los CPC como estructuras estatales. El presidente Ortega vetó la ley y ayer fue rechazado ese veto, confirmando la eliminación de estos organismos.
Talavera eludió el bulto
Cincuenta y dos diputados en total votaron en contra del veto, 25 del PLC; 22 de ALN; tres del Movimiento Renovador Sandinista, MRS y los diputados independientes Mario Valle y Juan Ramón Jiménez. El legislador independiente, Salvador Talavera, no asistió a la sesión de ayer, pese a que se había comprometido a ello.